Cabildo y Gobierno de Canarias abordan la formación náutico-pesquera, la situación de la acuicultura y el impulso de la pesca-turismo en las islas no capitalinas


El Cabildo de La Palma y el Gobierno de Canarias han abordado recientemente la situación por la que pasa la formación náutico-pesquera, la acuicultura y otros asuntos como el impulso de la pesca-turismo o el ejercicio responsable de la pesca deportiva en las islas no capitalinas. El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma, José Basilio Pérez, mantuvo una reunión de trabajo con el director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Orlando Umpiérrez, en la que se trataron diversos asuntos que afectan al sector en la Isla.

José Basilio Pérez propuso el establecimiento de un convenio de colaboración entre Cabildos y Gobierno de Canarias en el ámbito del acercamiento de la formación náutico-pesquera a las islas menores. El consejero insular considera que en el sector pesquero y acuícola, que tienen una carga formativa obligatoria elevada, deben organizarse acciones formativas diversas, no sólo aquellas de carácter obligatorio, de una manera plurianual y planificada, y no con carácter puntual, como se ha realizado en los últimos años en La Palma.

José Basilio Pérez apuntó, como sugerencia, la formación on line o el aprovechamiento de los recursos existentes, como la Escuela de Capacitación Agraria de Los Llanos de Aridane, que podría incorporar la oferta de la rama pesquera en función de la demanda.

Otro de los asuntos tratados en el encuentro fue la necesidad de armonizar la normativa pesquera entre el Estado y Canarias, regular la pesca-turismo y concluir el Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura (PROAC).

El consejero de Pesca de La Palma sostiene que “es de recibo adecuar lo estatal a lo autonómico para que no haya ninguna interpretación errónea y para que se puedan aplicar las posibles ventajas”. Al respecto, pone como ejemplo que la adaptación de la Ley de Pesca de Canarias a la Ley de Pesca Marítima del Estado, podrá incluir la pesca-turismo, actividad demandada por el sector pesquero como fuente de ingresos complementaria.

La pesca-turismo o turismo pesquero o marinero se concibe como una práctica desarrollada a bordo de embarcaciones pesqueras por parte de profesionales del sector, mediante contraprestación económica, que tiene por objeto la valorización y difusión de su trabajo en el medio marino, aunque con el objetivo de evitar mayor presión sobre los recursos pesqueros, los turistas embarcados no podrán ejercer la actividad pesquera.

Con respecto al desarrollo del PROAC, José Basilio Pérez defiende que se aprovechen sus potencialidades para generar riqueza y empleo, preservando la calidad medioambiental de la costa y proporcionando un marco administrativo adecuado para la ordenación y el desarrollo de la acuicultura.

Respecto a la práctica de la actividad pesquera deportiva, el consejero insular propuso la difusión de la elevada normativa asociada. “Por el bien del entorno marino y su fauna es imprescindible que la expedición de licencias esté sujeta a recibir una charla informativa, de carácter obligatorio, sobre la múltiple normativa asociada a la actividad pesquera deportiva”, considera José Basilio Pérez.

Por su parte, el director general de Pesca del Gobierno de Canarias indicó que los asuntos trasladados por el consejero palmero se abordarán en la próxima reunión del Consejo de Dirección de la consejería regional. Umpiérrez mostró su interés por la oferta de la formación on line para el sector, emplazó a Pérez a la reunión de una mesa de trabajo con el sector para tratar la pesca-turismo y señaló que se está a la espera de un informe del sector acuícola regional para la definición del PROAC. Respecto a la práctica deportiva, Orlando Umpiérrez explicó al consejero que la tendencia es informar on line y la edición de folletos informativos sobre la normativa así como dónde se puede consultar toda la información al respecto.