Los Llanos de Aridane ilumina la Navidad


Al anochecer del Día Blanco, el municipio recibió la Navidad con el tradicional encendido del alumbrado y la inauguración del Nacimiento municipal.

La Navidad se estrenó anoche oficialmente en Los Llanos de Aridane. Cuando el reloj estaba a punto de marcar las 20:00 horas, la alcaldesa del municipio rodeada de los más pequeños inició la cuenta atrás que marcaba el encendido del alumbrado navideño. A partir de ese momento, el casco urbano y los diferentes barrios del municipio comenzaron a brillar con luz propia, invitando a residentes y a visitantes a vivir la magia que se esconde tras estas entrañables fiestas invernales.


Los villancicos interpretados por el grupo musical Benahoare rompieron el silencio de uno de los momentos cumbre del anochecer del Día Blanco, en el que los pequeños y medianos comercios y empresas de servicios del municipio ofrecieron a los consumidores atractivos descuentos en sus compras.

A pesar de que las previsiones meteorológicas no eran buenas, el tiempo otorgó una tregua a los aridanenses, retrasando las anunciadas lluvias hasta las 23:00 horas aproximadamente, lo que permitió al público en general acudir en masa para disfrutar de esta jornada en la que no faltaron la música, talleres infantiles, teatro o cuentacuentos y en la que, las familias aprovecharon para inmortalizar sus fotos junto a algunos de los nuevos elementos decorativos y luminarias que este año estrenaba el municipio.


Entre las principales novedades, destacaban los cerezos con sus flores en tonos blancas y rosas iluminadas que decoraban la céntrica avenida Díaz Pimienta, los arcos con sus bolas de colores de la Calle Real y las luminarias que cuelgan de las farolas de la avenida Doctor Fleming, junto con las diferentes estructuras y elementos decorativos que, en su mayoría han sido elaborados de forma artesanal en los talleres municipales y en los que han colaborado de forma desinteresada algunos voluntarios, bajo la coordinación del equipo de la concejalía de fiestas y del artista César Rodríguez.

El tradicional Nacimiento, instalado en los bajos de la Casa de La Cultura y que este año rinde homenaje a algunos de los barrios del municipio, recibió anoche tras su inauguración a cientos de visitantes que contemplaron admirados como entre los juegos de luces, sombras y sonidos, aparecían algunos de los elementos y espacios más significativos del pasado aridanense. Ideado por Marcelino Rodríguez, el nacimiento permanecerá abierto al público en horario de mañana y tarde-noche hasta finalizar las fiestas navideñas.


Desde el Ayuntamiento señalan que las labores de instalación culminarán en los próximos días, con la colocación de los pinos iluminados en los barrios restantes. Y es que, desde anoche y hasta el próximo 9 de enero, las plazas, las calles, las rotondas y los rincones más transitados del municipio de Los Llanos de Aridane se vestirán de luces intermitentes. Ellas serán, entre otras, las protagonistas de un cuento que apenas dura unas semanas, pero que encienden en los corazones y las retinas de cuantos las contemplan en los espacios públicos y en la intimidad de sus hogares, el espíritu entrañable de la Navidad, transmitiendo con sus colores mágicos, la paz, la felicidad y la prosperidad propia de estas fechas.