Tijarafe aprueba su Reglamento de Agua Potable


El Pleno del Ayuntamiento de Tijarafe ha aprobado en su sesión ordinaria del presente mes de diciembre un Reglamento General del Servicio Municipal de Suministro de Agua Potable. Se trata de un texto normativo que hasta la fecha no estaba aún desarrollado y que el Grupo de Gobierno del consistorio tijarafero entiende fundamental para poder optimizar y mejorar la calidad del servicio de abastecimiento de agua en el municipio. Esta nueva norma incluye la categorización de nuevos usos del agua de abasto público, a parte de los establecidos hasta la fecha como domiciliario e industrial. Así, aparecen usos como el comercial, el de bodegas y cuartos de aperos u otros usos especiales y temporales como el agua de obras. Otra novedad es la obligatoriedad de la firma de un contrato entre el Ayuntamiento y cada abonado, clarificando así los términos y condiciones de la prestación del servicio, dando a conocer a los usuarios y al propio prestador del servicio sus derechos y obligaciones respecto al agua de basto público.

Junto a esta nueva Reglamentación, y aprobada también por unanimidad de los grupos políticos del plenario tijarafero, se encuentra una actualización de las tasas por suministro de agua pública y por alta en el servicio. Esta actualización introduce la novedad de la tarificación desde el primer metro cúbico de agua gastado y la introducción de una cuota fija bimestral. La modificación fiscal aprobada continúa bonificando a las familias numerosas y mantiene unos precios similares a los actuales para consumos considerados normales, gravando más, eso sí, aquellos consumos excesivos no propios del correcto uso del agua de abasto público.

Marcos Lorenzo, Concejal de Obras, Servicios y Urbanismo, valora así este nuevo instrumento normativo: “Este nuevo Reglamento viene a complementar una serie de medidas que el actual Grupo de Gobierno en Tijarafe quiere llevar a cabo con el fin de garantizar algo tan fundamental para el desarrollo de cualquier comunidad como es un servicio de abastecimiento de agua potable eficiente, suficiente y de calidad. Nuestro objetivo no es sólo hacer frente a las difíciles situaciones que año tras año se nos plantean con la llegada del verano y las enormes complicaciones que afrontamos con la falta de agua para llenar nuestros depósitos, sino ir dando pasos encaminados a poder garantizar no sólo el suministro actual sino las posibilidades de desarrollo futuro tanto poblacionales y de servicios de la mano de la actividad turística, como también de suministro para la producción agrícola y ganadera. Por ello precisamente estamos inmersos en la planificación de nuevas y ambiciosas infraestructuras hidráulicas para la comarca noroeste junto a Puntagorda y Garafía y el Consejo Insular de Aguas”.

Para Jenny García Cáceres, Alcaldesa del municipio, “el agua es un bien vital, preciado y escaso. Partimos de esta premisa a la hora de impulsar la filosofía de este reglamento que aprobamos por unanimidad en el pasado pleno ordinario. Dicho reglamento representa la vía normativa a la hora de concienciar a la población del uso racional de un bien protegido, dada la importancia que significa para la vida diaria de la sociedad, en este caso, la nuestra”.