Un vuelo de Canarifly con destino a La Palma, regresó ayer a Tenerife por un extraño olor en cabina


El portavoz de Canaryfly, Carli Monzón, comunica que en el día de ayer, 12 de diciembre, el vuelo PM467 entre Tenerife Norte y Santa Cruz de La Palma tuvo que regresar al aeropuerto de origen por la existencia de un olor a goma quemada dentro de cabina.

Siempre pensando en la seguridad del pasaje, la tripulación decidió regresar al punto de origen, activando por precaución el protocolo de emergencia, si bien no fue necesaria en ningún momento la intervención de los equipos de emergencia del Aeropuerto de Tenerife Norte.

El incidente únicamente provocó ligeros retrasos en la operativa. De hecho, tras una revisión exhaustiva por parte del equipo de Mantenimiento de la aerolínea, el avión afectado ya operaba esta mañana con total normalidad.