Cristian Portilla pone rumbo a los EEUU


El jugador rojinegro se marcha a los San Francisco Deltas, tras cuajar una gran primera vuelta de campeonato con el CD Mensajero

El CD Mensajero-La Palma comunica de manera oficial la marcha de Portilla de la disciplina rojinegra al encontrar, el bueno del cántabro, una oferta irrechazable para sus intereses personales y profesionales proveniente del fútbol norteamericano, concretamente de la North American Soccer League (NASL).

Una vez llegó la oferta al club y al jugador ambas partes se entendieron rápidamente, ya que por parte del club no se podían poner impedimentos para la salida del jugador, que además han acordado rescindir el contrato que unía a ambos con una compensación económica, que servirá al club para tramitar el fichaje de un nuevo jugador que cubra la importante baja de Portilla.

El club se siente muy agradecido a Cristian Portilla por estos meses de dedicación a la entidad, siendo un pilar importante en la marcha del equipo en la primera vuelta de la competición. Además desde el club se asegura que “el hecho de que un club de fuera de nuestras fronteras haya puesto sus miras en uno de los jugadores del Mensajero supone todo un prestigio, que motiva para seguir adelante con el trabajo que realiza el club”.


El jugador siente tener que dejar en estos momentos al equipo, donde le han hecho sentir como en su casa, y huyendo de los tópicos quiere dejar claro que se lleva al Mensajero y al Mensajerismo en su corazón, ya que tanto él como su familia han sido afortunados de encontrar un club tan especial y tan familiar como el del Silvestre Carrillo. Portilla se va de La Palma a San Francisco (California, EEUU) pero asegura que no perderá de vista al Mensa ni a sus compañeros, porque confía en la salvación del club y haciendo las cosas bien el club debe mirar hacia arriba, tanto deportiva como institucionalmente, La Palma lo merece.

Cristian Portilla, carta abierta:

Gracias Mensajero, gracias afición, gracias a las peñas, gracias La Palma, gracias a los amigos que aquí dejo. Empezar con “un” gracias resume los 6 meses que hemos estado aquí mi familia y yo.

Me voy a Estados Unidos, pero me voy feliz por cómo me trataron y por saber que di lo mejor de mí. Pertenecí a este histórico club durante 19 partidos y me voy orgulloso de ello. También sé que el Silvestre Carrillo está en buenas manos, los jugadores y cuerpo técnico lo defenderán a muerte para seguir otro año más en 2B. Confíen en ellos hasta el final, yo lo seguiré haciendo desde la distancia.

Un abrazo y mil gracias, nos volveremos a ver...