La isla de La Palma, una historia marcada por el agua

Cueva Carías.

Nada ha derramado tanta tinta en ninguna isla como "las aguas" y son estas las que han dado forma a los municipios y barrios de la isla de San Miguel de La Palma.

Fueron Santa Cruz de La Palma, Puntallana y San Andrés los tres municipios principales tras la conquista y no por casualidad, cada uno de ellos poseía el bien más preciado de la humanidad, " el agua" y fueron sus afluentes los que llevaron a instalarse las primeras familias nobles.

El primer documento de acta pública celebrada en La Palma se realizó el 26 de abril de 1495 en la conocida Cueva de Carías, primer organismo público hoy lugar olvidado y primer barrio de la isla tras la conquista. Fue en este lugar de La Encarnación donde se establecieron las primeras reparticiones de tierras.

Chorro de agua de la Plaza de España.

No sabemos con exactitud cuando comenzaron a edificarse las primeras viviendas de la isla, aunque si tenemos documentos que nos indican que fue La Plaza de España y es ahí donde se construye el primer chorrito de aguas públicas de la isla.

Fue el Barranco del Río nombre que lleva el apellido de la primera esposa de Juan de Lugo, Inés Gutiérrez de los Ríos el primero en ser canalizado y que uniéndose al de La Madera comenzaron a dar nombre a la Villa de Apurón.

El segundo abastecimiento de aguas fue la Fuente de San Juan en Puntallana seguido del barranco del Río en Los Sauces, poco después, el Barranco de Las Angustias por los ingenios azucareros del cual hablaré más adelante.

Autor e imágenes: Fernando Rodríguez Sánchez www.palmerosenelmundo.com