El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma defiende el proceso de contratación de la gerencia de la Bajada de la Virgen


El consistorio recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias la sentencia que considera que fue irregular.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma recurrirá la sentencia judicial que considera irregular la contratación del gerente de las fiestas de la Bajada de la Virgen 2015. El consistorio capitalino entiende que el proceso de contratación fue conforme a la ley y que se cumplió en todo momento con los criterios de rigor y transparencia que corresponden a la administración pública, por lo que presentará recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La contratación del servicio de Gerencia de las Fiestas Lustrales se hizo mediante un proceso negociado sin publicidad, en el que, de acuerdo con la legislación, se debe invitar a tres empresas o autónomos a presentar sus propuestas a concurso. El Ayuntamiento, no obstante, decidió ampliar esa invitación a cinco candidatos, en el entendimiento de que una mayor concurrencia de propuestas resultaba más transparente.

Además, pese a que no estaba obligado a ello, se hizo público el proceso de contratación en el Perfil del Contratante, admitiendo ofertas que no habían sido invitadas a concurrir. Las mismas fueron estudiadas y evaluadas por un comité formado por técnicos tanto del Ayuntamiento como externos, que propusieron el orden en el que las propuestas habían de ser tenidas en cuenta.

Por otro lado, el consistorio entiende que las posibles prohibiciones e incompatibilidades a la hora de contratar tienen lugar en el momento de la firma del contrato y no antes, tal y como determina la ley.

Al margen del proceso de contratación, el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma entiende que la labor desarrollada por el gerente de las pasadas Fiestas Lustrales fue de gran profesionalidad y muy eficaz a la hora de coordinar y gestionar unos festejos siempre complicados debido a sus grandes dimensiones.