El Cabildo de La Palma elaborará un manual de buenas prácticas medioambientales para la adecuada gestión de los residuos




La Consejería insular de Medio Ambiente y Servicios realizará un diagnóstico sobre la actual gestión de residuos que se hace en las dependencias de la Corporación y promoverá los buenos hábitos entre los trabajadores.

El Cabildo Insular de La Palma se convertirá en una institución pública pionera en la elaboración de un manual de buenas prácticas medioambientales y de un diagnóstico ambiental para conocer cómo se realiza actualmente la gestión de los residuos en sus dependencias. Para estas tareas se contará con la implicación directa de los consejeros y consejeras de la Corporación insular, así como de los funcionarios y funcionarias que trabajan en la Administración.

Este compromiso aprobado recientemente por el Consejo de Gobierno del Cabildo ha sido propuesto por el consejero insular de Medio Ambiente, Servicios y Residuos, Juan Manuel González, que ha recordado que “tras la aprobación del Plan Territorial Especial de Residuos (PTER) de La Palma, el Cabildo asumió el compromiso y la responsabilidad de gestionar correctamente sus residuos, cumpliendo las directrices europeas, estatales y regionales y, además, como primera Corporación insular, no solo debe velar por la corresponsabilidad con las administraciones municipales, empresas y ciudadanía, sino que debe liderar estas actuaciones y convertirse en ejemplo a la hora de impulsar actuaciones que promuevan el cumplimiento de los objetivos del PTER”.

El ambicioso proyecto que se llevará a cabo desde el Área de Medio Ambiente se centrará en cuatro iniciativas fundamentales que estarán centradas en la elaboración de un diagnóstico ambiental de la gestión de residuos; la redacción de un manual de buenas prácticas ambientales, que contará con la participación de todo el personal de la Administración; la evaluación de la aplicación de dicho manual, así como en la valoración de los primeros resultados obtenidos y, finalmente, en el análisis de resultados y en un estudio para el futuro Plan de Acción.

El Cabildo de La Palma invertirá más de 17.000 euros en la ejecución de este proyecto, que se sostiene sobre dos pilares fundamentales: el diagnóstico ambiental y el manual de buenas prácticas ambientales.

Los principales objetivos que se persiguen con estos dos elementos son identificar las áreas y actuaciones del Cabildo que generan mayor cantidad de residuos; identificar la tipología de los desechos producidos y su origen para plantear una posible reducción de los mismos; evaluar el grado de cumplimiento de la legislación ambiental aplicable; implicar y concienciar a todo el personal del Cabildo en la correcta gestión de residuos; y evaluar la metodología, capacidad y calidad de respuesta e implicación en la recopilación de información.

Juan Manuel González también ha recordado que el pasado 21 de marzo el Cabildo y los ayuntamientos de la Isla suscribieron el Manifiesto por una Isla Limpia y Sostenible. Este documento recoge el compromiso de estas administraciones de trabajar de forma en la implementación de las políticas de sostenibilidad, con el fin de proteger el medioambiente y la calidad de vida de las generaciones futuras”. Para el consejero, “esta es una razón de más para impulsar el desarrollo de este proyecto y para que el Cabildo sea un referente en la correcta gestión de residuos y motive así al resto de administraciones y a la sociedad palmera”, añade Juan Manuel González.