Amnistía Internacional pide a los congresistas estadounidenses que frenen las políticas contrarias a los derechos humanos


Activistas de toda España saldrán a la calle contra el veto de Trump a las personas refugiadas.

A lo largo de los meses de mayo y junio, activistas de Amnistía Internacional salen a la calle para mostrar su apoyo a las personas refugiadas y migrantes que se están viendo amenazadas por las políticas que está intentando poner en marcha el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

A través de fotos multitudinarias que se enviarán a los congresistas estadounidenses, activistas de Amnistía Internacional quieren mostrar cómo la población española, junto con la del resto del mundo, se opone a las políticas que violan los derechos humanos.

La administración Trump ha intentado poner en práctica medidas que prohiben la entrada a Estados Unidos de numerosas personas procedentes de países de mayoría musulmana, entre ellos, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen. Una medida hasta ahora parada por los Tribunales estadounidenses, pero que sólo puede ser anulada definitivamente con medidas legislativas.

"Para Amnistía Internacional es importante destacar que aunque los tribunales están consiguiendo frenar las políticas discriminatoria de Trump, sólo el Congreso de Estados Unidos puede hacerlo de manera definitiva, y sólo hay una manera: legislar", señaló Montserrat Román, portavoz de Amnistía Internacional Grupo La Palma.

Desde Amnistía Internacional recordamos que las personas que huyen del conflicto y de la violencia no son una amenaza, son personas necesitadas de protección.

Por ello, el próximo 18 de junio nos reunimos en el Mercadillo de S/C de La Palma para hacer una foto multitudinaria con los lemas: No hate, no fear y #Refugeeswelcome. Con ella recordaremos a los congresistas estadounidenses que las decisiones del gobierno de EEUU rompen familias y violan los derechos de las personas más vulnerables del mundo.