El PP pide una solución definitiva para la Balsa de la Caldereta


No entienden que en la última actuación no se incluyeran las barreras dinámicas de protección de los desprendimientos de la ladera que tiene repercusión en la seguridad material y humana.

Recuerdan que la Caldereta es un claro ejemplo de una nefasta gestión de los recursos públicos por un “capricho político”.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Cabildo de La Palma, Carlos Cabrera, ha solicitado una solución definitiva para la balsa de la Caldereta que tras una reciente inversión de en torno a los 435.000€ para la re-impermeabilización de la balsa aún queda pendiente una actuación complementaria que ponga solución a los desprendimientos de la ladera.

Cabrera ha explicado que la situación de la balsa de la caldera, como ya ha manifestado en anteriores ocasiones, es una ejemplo claro de una nefasta gestión de recursos públicos que por un “capricho político” se opta por una ubicación que arroja importantes dudas sobre su idoneidad y desde entonces se están pagando las consecuencias de esta decisiones con continuas actuaciones y cuantiosas inversiones de fondos públicos. “En su momento nos opusimos a esta ubicación porque no parecía la mejor desde el punto de vista técnico como indicaban algunos informes y los años nos han dado la razón”.

Sin embargo, los populares han manifestado su sorpresa al comprobar que aún queda pendiente una nueva actuación, concretamente aquella referida a la “instalación de las barreras dinámicas que quedaron pendientes de acometer así como la retirada del material depositado en las bermas procedentes de los últimos desprendimientos acaecidos” que tienen por objeto contener la caída de los desprendimientos de la ladera y cuenta con un presupuesto de 135.000€.

Cabrera ha incidido en que no parece razonable que antes de ejecutar esta nueva impermeabilización no se impidan los desprendimientos en la zona por lo que estamos en esos momentos con el riesgo de otra ruptura en la lámina. Es por eso por lo que ha reiterado recientemente en la Junta Gobierno del Consejero Insular de Aguas del Cabildo palmero, órgano responsable de esta materia, que se contrate atendiendo a la emergencia de la situación esta actuación que está estrechamente ligada a la seguridad material y humana de la balsa.

“Se debe acometer ya de manera definitiva las intervenciones en la balsa de la Caldereta para de una vez por todas dar por finalizadas estas actuaciones en materia hídrica que son estratégicas para la zona sur de la isla y que ya ha supuesto entre obra principal, modificados y reparaciones más de 4 millones de euros, sin ofrecer aun un servicio continuado y seguro a los agricultores de la zona”.