Santi Concepción en Portugal, primera buena, segunda abandono


Este fin de semana ha tenido lugar en Portugal (Viana) la tercera y cuarta carrera del Campeonato Portugués de Rotax, donde Santi Concepción sigue acumulando kilómetros y experiencia como piloto de carreras.

En un circuito rápido y exigente por el fuerte grip que tenía la pista, sumado al gran calor durante todo el fin de semana, hacía que los tres días de competición fueran exigentes con el pequeño de los Concepción, siendo las condiciones, como nos cuenta el deportista “ideales para aprender cosas nuevas y observar que nada es fácil, sobre todo si las cosas se complican por un motivo u otro”.

Santi es nuevo en la categoría Junior Rotax, que incluye un chasis de dimensiones más grandes que los de cadetes que pilotaba el año pasado en su primer año de Karting, también sus motores de 125cc hacen que el vehículo sea más potente y con reacciones más bruscas; estos factores sumados a que es su primer año participando en un Campeonato Internacional, harán de Santi en el futuro un piloto más exigente y combativo según se desprende de sus propias palabras: “Llegar a un circuito nuevo siempre crea una expectación emocionante, me gustó, pero sabía que sería difícil a pesar de que el viernes tuvimos calma, el sábado me esforcé al máximo y estuve mucho más cerca de la cabeza que en cualquier carrera de las que he realizado en Portugal, estar a 4 décimas del mejor, cuando en la primera carrera en Braga en Febrero la diferencia era de más de 1,5 segundos...me sentí motivado y contento.” En la jornada de entrenamientos del sábado, que suponía unas 10 horas en el circuito como es habitual, antes del descanso del mediodía, en una recta con una fuerte frenada para una curva de izquierda el joven piloto palmero se iba fuera, así nos lo cuenta: “Realmente no tuve tiempo de nada, llegué a tope y en el momento de frenar el coche no paraba, frené más fuerte y el pedal se iba más abajo de lo normal, hice un recto, evité por un hueco chocar de frente con los neumáticos de protección y me deslicé varios metros por encima de la hierba con la mala suerte de que los baches hicieron que mi codo impactara con el motor y me hiciera daño, me atendieron y observaron que no había nada roto, eso sí, el codo lo tuve todo el fin de semana inflamado y dolorido, pero … jajajaja yo quería subirme de nuevo y pilotar, el circuito de Viana me encanta, así que por la tarde me subí y volví a rodar entre los 6 primeros para olvidar el mal trago”.

Warm-up, crono y carrera se desarrolló muy apretada, siendo las diferencias mínimas, no estando el piloto satisfecho, a pesar de que es cuando más cerca ha estado desde que inició este campeonato, “Me voy satisfecho porque lo entregué todo, hice lo que pude, el coche no iba como yo quería, me refiero al motor, yo quería más bajos y menos punta, pero el Equipo creía lo contrario, así que la primera carrera fui octavo, no conforme quise que me lo cambiaran para la segunda carrera, lo hicieron, ahora sí iba como yo quería pero un error mío en una curva de izquierda hacía que me saliese de la pista y se acabó el fin de semana, ahora ya pienso en la próxima, en dos semanas estaré en Zaragoza, circuito Internacional de Zuera”.

Santi y su equipo agradecen el apoyo que le brindan sus patrocinadores: Hoteles Lopesan, La Palma Isla Bonita, Binter, Lecroc, Vita Centro Fitness, Los Llanos de Aridane, Mabel Joyeros y Sponsoring Car, así como a los medios de comunicación por la difusión de sus avances deportivos.