El PP teme la paralización de las obras para la construcción del ascensor urbano


Denuncian la pasividad del grupo de gobierno del ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ante la inminente finalización de la primera fase de la construcción del ascensor urbano.

A día de hoy, todavía no está prevista la continuidad de las obras, pues no se ha conseguido la financiación necesaria para aprobar la segunda fase y terminación del proyecto.

El grupo municipal del Partido Popular en Santa Cruz de La Palma, a través de su portavoz, Juan José Cabrera, critica el poco interés mostrado por el grupo de gobierno del ayuntamiento de la capital, PSOE-CC, para finalizar las obras del ascensor urbano, ubicado al lado del edificio de correos. Un proyecto fruto de la pasada legislatura del Partido Popular, pues fue esta organización la que estando en el poder tuvo la iniciativa de construirlo, logró el convenio de financiación con el Cabildo de La Palma y, además, comenzó la fase de contratación para su adjudicación.

Los populares explican que durante los dos años de esta legislatura, 2015-2017, el grupo municipal del Partido Popular en Santa Cruz de La Palma ha sido testigo del tiempo perdido por parte del grupo de gobierno, con consultas al departamento de patrimonio innecesarias, al contar ya con un informe previo del propio ayuntamiento y con un estudio de viabilidad que está guardado en un cajón que evidenciaban la falta de interés por este asunto. A lo que añaden que después de dos años viviendo de las rentas de la gestión del Partido Popular, esta formación política no ha sido ni siquiera convocada para tratar un tema de gran importancia, como es el funcionamiento del ascensor.

Los populares capitalinos además temen que con la finalización de la primera fase las obras no continúen ya que a día de no hoy no se tiene constancia que se cuenten con la financiación necesaria para ello.

Este hecho a juicio de los populares sería un nuevo varapalo para la ciudad y conllevaría un grave impacto paisajístico para la capital con el consiguiente y más que justificado malestar de los vecinos de Santa Cruz de La Palma, que no existiría si vieran que el proyecto se enriquece, avanza y tiene una continuidad. Así, afirma el portavoz que “de la idea inicial de causar el menor impacto posible, tendremos que conformarnos durante un tiempo con la visión de una estructura de cemento inacabada, que si afectará al entorno paisajístico y cultural de la iglesia de la iglesia de La Luz”.

Para Juan José Cabrera “el grupo de gobierno se ha dormido, ya que no ha hecho más que seguir con la inercia de lo que el Partido Popular hizo en su día, por lo que entiendo perfectamente que los ciudadanos se muestren molestos con unos trabajos que van camino de convertirse en una obra inacaba y suponer una nueva oportunidad perdida para S/C de La Palma”.