Los populares tildan la gestión del FDCAN de otro fracaso del Cabildo palmero




Las quejas de los alcaldes de la isla son un ejemplo de lo que el PP lleva tiempo adelantando que iba a suceder.

Temen que la falta de capacidad de gestión insular suponga la pérdida de inversión para la isla.

El Grupo Popular del Cabildo de La Palma, a través de su portavoz adjunto Carlos Cabrera, ha vuelto a manifestar su preocupación por la gestión que socialistas y nacionalistas están llevando a cabo con los Fondos para el Desarrollo de Canarias –FDCAN- la cual han tildado de otro fracaso del Cabildo palmero.

El portavoz adjunto ha sostenido que las últimas quejas hechas públicas por alcaldes como el del municipio de Breña Alta o de El Paso, ambos líderes nacionalistas, son un claro ejemplo de la descoordinación y falta de liderazgo político de Pestana y su equipo de gobierno en el Cabildo palmero para gestionar unos fondos que en el año 2016 y 2017 supera los 33 millones de euros para la isla. Y agrega que lamentablemente pone de manifiesto un hecho que los populares llevan largo tiempo denunciando y advirtiendo en la primera institución palmera que podría suceder para que le pusieran remedio.

Cabrera ha indicado que estas posturas de los regidores locales ponen de manifiesto que el Cabildo no ha estado a la altura de una condonación que ha llevado a cabo el gobierno de Mariano Rajoy del extinto IGTE y que supone una inversión de 1600 millones para Canarias en los próximo 10 años y concretamente para la isla de La Palma se traducen en más de 200 millones.

“Continuamente nos quejamos de que no tenemos medios económicos pero la realidad nos evidencia que cuando nos facilitan los fondos no somos capaces de gestionarlos e invertirlos adecuadamente como está sucediendo” ha indicado el consejero.

“En reiteradas ocasiones hemos insistido al Presidente y a todo su equipo que “se pusieran las pilas” porque era necesario tomar medidas para poder ser capaces de ejecutar esta importante inversión y que la falta de gestión política no se convirtiera en un impedimento para que la isla perdiera oportunidades, que en este caso se traducen en millones de inversión”

Los populares sostienen que lamentablemente la realidad les ha vuelto a dar la razón y en agosto de 2017 aún no se tiene claro qué obras se podrán justificar con los más de 17 millones del año anterior y si los peores presagios se harán realidad y La Palma perderá inversiones millonarias.

A esto se suma la preocupación de los alcaldes por los fondos para el año en curso, 2017, que lamentablemente también llevan un retraso importante por parte del Cabildo y siguen estando envueltos por una descoordinación importante que “nos tememos que puedan tener un resultado pésimo y pérdida de recursos”.