El PP denuncia el incumplimiento de las obligaciones con el alumnado con necesidades educativas de apoyo educativo por parte de la consejería regional de educación


Señalan que el curso pasado ya existieron problemas, que se repiten en el actual, existiendo menores que no han podido asistir a los centros educativos por falta de respuestas de la consejería autonómica.

Manifiestan que no se atiende a las situaciones particulares con rapidez, y de manera individualizada.

La portavoz del grupo popular en el Cabildo insular de La Palma, María de Haro, ha llamado la atención sobre la situación que en la isla sufren algunos menores y familias de alumnado que manifiesta necesidades educativas especiales u otras necesidades educativas, ante el inicio del curso escolar, y en la que la Consejería de Educación está incumpliendo gravemente sus obligaciones o no teniendo en cuenta la situación actual. La popular explica que se ha llegado hasta tal punto, que iniciado el curso, no se ha dado respuesta en algunos casos a peticiones realizadas por escrito, o se ha hecho de modo tardío, o hay menores que no han comenzado a ir a sus centros dado que la consejería de educación no les ha facilitado el medio para ello.

Para la consejera, que ya lo ha planteado en cursos pasados en el Cabildo, a pesar de no ser su directa competencia, por entender que es importante el apoyo de la institución insular y su interlocución ante los órganos competentes, y que cualquier asunto que preocupe a habitantes de la isla, debe ocupar también al Cabildo, "es inadmisible que incluso, cuestiones que se han padecido el año pasado, como es la escolarización en centros o aulas enclave adecuados, o la falta de teniendo en cuenta las situaciones personales y familiares, y lo más adecuado en cada caso, vuelva este año a reproducirse, y que no se tenga respuesta en tiempo, con la consiguiente preocupación hasta el último momento, de las familias".

En el mismo sentido, recuerda la obligación de la consejería regional de proporcionar transporte, a lo que colabora el Cabildo para determinados estudiantes, y que a fecha actual, haya menores que no pueden ir a clase porque no cuentan con este servicio y sus familias no pueden, por motivos laborales o personales, acercarlos cuando el centro en el que deben cursar sus clases, se encuentran a mucha distancia de sus domicilios. “Ya el año pasado, la solución que se les daba era la de que "cogieran un taxi", eso sí, costeando en parte el coste del mismo la familia, algo inaudito. Este año, ni siquiera eso, y a día de hoy, con el curso empezado, se carece de solución”.

También recuerda la consejera que en La Palma, además, hay un sólo centro de educación especial, para alumnado con estas necesidades, y cree necesario que la consejería se plantee la necesidad de que, al menos, exista otro en la zona de Los Llanos de Aridane, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias concurrentes debiendo contar, además, en la isla, con profesorado de apoyo suficiente.

Por último, señala María de Haro que espera que la consejería autonómica se tome en serio la educación de los menores con necesidades especiales, y asuma sus obligaciones, pero sobre todo, tenga en cuenta las peculiaridades, necesidades y situaciones personales y familiares en las decisiones que tome, y que las mismas, sirvan para facilitar el acceso a la educación, algo que debe realizarse siempre, antes del comienzo del curso y en este caso, ya iniciado, de manera urgente e inmediata.

NOTICIAS RECIENTES DE LA PALMA