NC vuelve a demandar al gobierno que se deje de excusas y asfalte el tramo entre Los Canarios Y El Charco


La obra de acondicionamiento de Ctra. General de Sur de la isla de La Palma, en el tramo comprendido entre San Simón y Tajuya, fue adjudicada en el año 2011 y tendría que haberse finalizado en 2015, lleva un considerable retraso dado que no se prevé su finalización antes del 2020, por lo que Nueva Canarias vuelve a demandar que se agilicen los trabajos y se vaya finalizando por tramos.

De esta forma, manifestó el Secretario de organización de Nueva Canarias en La Palma, Miguel Ángel Pulido, “al ir finalizando y abriendo tramos completos de obra”, se evitaría seguir ocasionando no sólo mayores “molestias a los usuarios”, de las ya previstas, sino “problemas de seguridad en la vía”, además de un importante “deterioro de las condiciones paisajísticas y ambientales”, en una isla declarada Reserva Mundial de la Biosfera, con la consiguiente repercusión negativa sobre la situación socioeconómica de la isla y más en concreto de los municipios afectados, especialmente el de Fuencaliente.

Por esta razón el Grupo de Nueva Canarias presentó en el Parlamento una PNL que, en sesión celebrada el día 21 de septiembre de 2016, hace un año, aprobó por unanimidad una resolución en la que se instaba al Gobierno de Canarias a priorizar y agilizar las actuaciones necesarias para la completa finalización de las obras de acondicionamiento y mejora de la carretera entre San Simón y Tajuya, priorizando para el ejercicio 2017 el tramo entre Los Canarios y El Charco, en el municipio de Fuencaliente”.

Pues bien, a día de hoy, señala la diputada de NC Esther González, un año más tarde de la aprobación de la resolución y sólo a tres meses de que finalice 2017, la situación de este tramo de carretera entre los Canarios y El Charco, es “exactamente la misma”. Un tramo en el que se han culminado desde hace varios años la práctica totalidad de los desmontes y muros de contención, así como los terraplenes, “estando sólo pendiente de nivelación, pavimentación de la vía y colocación de la señalización vertical y horizontal”. Luego “nos venden” que el Gobierno se toma muy en serio las demandas del Parlamento, “como para creérselo?”.

Y desde luego, en este caso no ha sido “ni por problemas presupuestarios, ni por ausencia de marco jurídico, ni por cuestiones técnicas o de legalidad”. Pues esta obra tenía consignado 8,5 millones de euros en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para esta año, más los 4 millones logrados por NC en el acuerdo suscrito con el PP. Y, además, podrían añadirse más recursos de los 79 millones de euros adicionales que han llegado para las carreteras canarias. Por tanto, “hay recursos suficientes para dar cumplimiento al mandato que el Parlamento hizo al Gobierno hace un año”, priorizando en 2017 el tramo entre Los Canarios y El Charco.

Por otro lado, desde la Consejería tienen que saber, y lo saben, que “no existen cuestiones técnicas o de legalidad que impidan que la obra se ejecute” y saben también que el argumento que utilizado de que no se podría asfaltar el citado tramo de esta carretera porque la única planta de asfalto que hay en la isla no tiene Declaración de Impacto Ambiental, no es correcto. Porque, como bien saben, se obvió que en ese mismo momento se estaba asfaltando en esa carretera, el tramo de la travesía urbana de Las Manchas, con asfalto procedente de dicha planta. “¿Cómo se explica que para un tramo si se pueda utilizar el asfalto y para otro no?. Obviamente, es lo que parece, una excusa”.

Pero lo peor, añade Esther González, es que en ese informe que se solicita a Medio Ambiente se hace referencia a una resolución denegatoria de la Dirección General de Industria “del año 2015” y no se tiene en cuenta, porque ni siquiera se pide un informe a la Viceconsejería de Industria y Comercio, como hubiese sido preceptivo dado que es el competente para su autorización, que en “Febrero del año 2016” el Director General de Industria “dicta una nueva resolución por la que concede la autorización administrativa y aprueba el proyecto de ejecución de la planta de aglomerado asfáltico en el Polígono Industrial Lomo Alto, del municipio de Fuencaliente, en sustitución de la planta preexistente“.

Y es más, desde diciembre de 2016 esa industria está inscrita en el Registro Industrial Integrado de la Dirección General de Industria y Energía, para ejercer la actividad de fabricación de otros productos minerales no metálicos, en la especialidad de “elaboración de aglomerado asfáltico”.

En definitiva, concluye Miguel Ángel Pulido, no hay justificación que valga, y una economía “debilitada” como la palmera, necesita “diligencia y respuestas” y no puede seguir esperando a que se apruebe un proyecto complementario para instalar una planta provisional, como se ha dicho, que todavía está en redacción y cuya declaración de impacto ambiental puede retrasar uno o varios años su ejecución. Cuando a todas luces, al igual que se ha hecho en el tramo de Las Manchas hace un par de meses, se pueden asfaltar los 6 km. entre Los Canarios y El Charco con el aglomerado asfáltico procedente de la planta autorizada por el propio Gobierno de Canarias e instalada en Fuencaliente. Si no fuera así, “¿cómo piensan asfaltar la nueva rotonda de Barlovento que se han comprometido a ejecutar en breve?”.

Y “desgraciadamente”, si no se dan las instrucciones de asfaltar de forma inmediata ese tramo, la Consejería “no va a ser capaz de ejecutar el dinero que tanto nos ha costado conquistar” en las negociaciones con el Ejecutivo estatal y eso sería una nueva demostración de la incapacidad de este Gobierno de Canarias para resolver los problemas de esta tierra y de se gente. Ahora está en manos del Gobierno, cumplir el mandato parlamentario, y lo que es más importante, cumplir con la ciudadanía de esta isla.

NOTICIAS RECIENTES DE LA PALMA