El PP en Santa Cruz de La Palma solicita ampliar la aplicación de la tarifa reducida en la recogida de basura


Los populares instan al equipo de gobierno a revisar la ordenanza fiscal que establece una tarifa reducida para aquellos vecinos que realizan grandes desplazamientos para depositar la basura.

El grupo municipal del Partido Popular en Santa Cruz de La Palma, a través de su concejal Gonzalo Pérez, ha presentado en el ayuntamiento de la capital una moción que ha sido aprobada por unanimidad en la que solicita al equipo de gobierno, PSOE-CC, la revisión de la ordenanza fiscal, donde se regula las tasas de la recogida de basura domiciliaria.

El objeto de esta iniciativa es la de ampliar la aplicación de la tarifa reducida de la que se benefician en la actualidad los vecinos cuyas viviendas están situadas en un radio superior a los 200 metros de distancia de los contenedores. Con esta nueva modificación en la aplicación de la tarifa reducida que propone el grupo municipal del Partido Popular se entraría a valorar no solo la distancia radial, sino también la real, es decir, se tendría en cuenta el tiempo y desplazamiento que el vecino debe realizar para ubicar la basura en los contenedores más cercanos a su domicilio.

Gonzalo Pérez ha explicado que Santa Cruz de La Palma se rige, por una parte, por la ordenanza municipal de la limpieza y uso de la vía pública y de los residuos en general de la ciudad y, por otra parte, también dispone de una ordenanza fiscal que fija el pago de la recogida de la basura y establece una tarifa reducida para “inmuebles a más de 200 metros”.

Sin embargo, ha añadido en su exposición que muchas de las viviendas de Santa Cruz de La Palma se encuentran en las periferias de la capital, alejadas de los principales núcleos poblacionales, y hay otras viviendas que, a pesar de encontrarse a menos de esos 200 metros, si se hace una valoración del recorrido real que tiene que realizar el vecino para depositar la basura se comprueba que la distancia no se corresponde con el tiempo empleado en el desplazamiento.

“La realidad municipal es la que nos ha llevado a plantear que aquellos vecinos que tienen que utilizar sus coches, atravesar algún barranco o, incluso, realizar un largo recorrido para depositar su basura, pese a que reside en alguno de los núcleos poblacionales de la capital, se beneficien también de esa tarifa reducida ya que supone un malestar añadido al servicio que se les presta” ha concluido.