Quintero destaca la modernización, rejuvenecimiento, autoabastecimiento y gestión del agua como principales retos del sector primario


El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias ha participado esta mañana en la sexta edición del Foro del Sector Agroalimentario.

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha destacado esta mañana la modernización, relevo generacional, autoabastecimiento y gestión del agua como principales retos del sector primario para las próximas décadas. Estas declaraciones las ha realizado en el marco de la sexta edición del Foro del Sector Agroalimentario, en el que han participado, entre otros, los consejeros de esta área de Aragón y Baleares, así como el presidente de la Comisión de Agricultura del Parlamento.

Además de las diferentes charlas ha tenido lugar una mesa redonda con la participación de los consejeros insulares de este ramo de los Cabildos insulares, para hablar de las estrategias de esta administración en el desarrollo agroalimentario.

Quintero ha indicado que desde el Gobierno y junto al propio sector se están impulsando políticas de modernización, “que permitan fortalecer su estructura de producción, aumentar la calidad y dignificar el trabajo y la renta de sus protagonistas”. “En Canarias”, ha añadido el consejero, “basamos buena parte de nuestras políticas en ese impulso a la modernización y la innovación. Somos un pequeño territorio, fragmentado y alejado; las dificultades son muchas, pero sólo a través de esta apuesta, y lo sabe bien el sector, hay posibilidades de éxito”.

También ha destacado la necesidad de promover el relevo generacional, con todos los esfuerzos posibles “para que los jóvenes se incorporen a este actividad, tenemos que ayudarles a acceder a ella y queremos que se incorporen todos sus conocimientos y su visión a este sector, para hacerlo más audaz y competitivo”.

Narvay Quintero ha explicado durante su intervención que el objetivo es que “un territorio como el nuestro debe generar las condiciones para que la dependencia del exterior se reduzca y este objetivo se puede alcanzar mediante dos líneas de trabajo, promoviendo un sector primario cohesionado, modernizado y profesionalizado, que sea capaz de planificar la producción y comercialización de un producto de calidad y diferenciado, y cambiando los hábitos de consumo entre la ciudadanía para apostar por una alimentación saludable basada en un producto local, fresco, de calidad y con mayores garantías alimentarias”.

El agua ha sido la última de las referencias del consejero, quien ha resaltado que ninguno de los anteriores objetivos se puede alcanzar “sin afrontar uno de los retos clave para Canarias, y para el resto de la humanidad, durante este siglo y los venideros, el del agua”. “El Archipiélago”, ha concluido, “es un territorio especialmente sensible al problema del agua, por eso es responsabilidad de todos, administración, ciudadanía y empresarios, desarrollar el ciclo integral del agua, sin quedarnos en ninguna de sus partes, captación, transporte, depuración o desalación, sino afrontándolo de manera integral”. A este respecto destacó el futuro convenio en materia de obras hidráulicas con el Estado, diseñado junto a los Cabildos, que “en esta ocasión, va a tener dos características que lo hacen diferente; un horizonte temporal hasta 2029, doce años, concatenando tres convenios consecutivos; y la flexibilidad suficiente para ir adaptando estos acuerdos a las necesidades, que pueden ser cambiantes”.