Carlos Cabrera “La ineficacia del Gobierno priva a La Palma de un mayor respaldo económico para los bomberos”




Carlos Cabrera ha indicado que el Gobierno de Canarias recoge en sus presupuestos para 2018 importantes ayudas para otras islas y que La Palma se queda sin ellas porque el Cabildo no ha sido capaz de regularizar la situación.

Carlos Cabrera, portavoz adjunto del Grupo Popular en el Cabildo de La Palma, quién ha sido uno de los consejeros que más a denunciado al Gobierno en relación a su pasividad y mala gestión de la situación que atraviesa el colectivo de Bomberos Voluntarios de la isla de La Palma, se ha vuelto a mostrar crítico y esta vez en relación con los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018.

Cabrera ha afirmado que “la ineficacia del Gobierno priva a La Palma de un mayor respaldo económico para los bomberos” atendiendo a las cuantías económicas que el borrador presupuestario recoge con casi dos millones para el consorcio de prevención, extinción de incendios y salvamente para la isla de Tenerife y algo más de un millón para extinción de incendios y atención a emergencias en la isla de Gran Canaria. En el caso de la isla de Lanzarote la extinción de incendios y las emergencias suman algo más de seiscientos mil euros. Mientras que La Palma al no tener regularizado el servicio en este momento no cuenta con dotación económica.

“Es una lástima ver que por una clara falta de liderazgo político para la resolución de un problema al que le han dado la espalda y no le han dedicado el tiempo que requiere es La Palma la que pierde una posible inversión que podría venir del Gobierno Autónomo en un tema especialmente sensible como es la situación de los Bomberos en la isla”. Con una aportación económica teniendo en cuenta nuestra situación se podría sin duda dotar de más y mejores medios a este colectivo de bomberos voluntarios que suplen con su esfuerzo, tesón y profesionalidad las carencias que tienen que soportar en su día a día.

De esta manera el portavoz adjunto ha vuelto a manifestar que la desidia de socialistas y nacionalistas en el Cabildo palmero es absoluta y la institución insular está abocada una parálisis generalizada que desgraciadamente sigue teniendo consecuencias y éste es un nuevo ejemplo de ellos.