NC señala la paralización de otra obra en La Palma: el centro integrado de formación profesional


Para Nueva Canarias esta triste historia se repite en La Palma. Las obras de construcción del Centro Integrado de Formación Profesional, en Los Llanos de Aridane, con un presupuesto en esta anualidad de casi 3,5 millones de euros, continúan paralizadas. Unas obras que deberían estar ya concluidas si se hubiesen contratado en 2015, como estaba inicialmente previsto, y no en mayo de 2017, como así terminó ocurriendo. Además, la Consejería de Educación debe actuar de forma inmediata dado que hay un claro incumplimiento por parte de la empresa, pues sólo se han realizado, desde su adjudicación, trabajos de desmonte y no se registra ningún tipo de actividad desde hace varios meses.

La historia interminable de este Centro integrado de Formación Profesional, comenta el Secretario de organización de NC, Miguel Ángel Pulido, comienza a ser ya demasiado larga, pues hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento cedió el suelo para su construcción en el año 2009 y” no es hasta 8 años más tarde cuando se adjudican las obras” a una empresa que, por cierto, había presentado una “oferta que debería haber sido calificada como oferta anormalmente baja o desproporcionada”, para evitar lo que ocurre ahora con la misma, que lleva camino de “empantanarse y demorarse todavía mucho más en el tiempo debido a su paralización”.

Estos equipamientos educativos, añade Pulido, con un carácter tecnológico-industrial centrado en la gestión medioambiental, dan “versatilidad en la formación y una mejor adaptación de la oferta a las necesidades reales del mercado laboral, con colaboraciones específicas con las empresas del entorno y con el Servicio Canario de Empleo”, dando un espacio propio a estas enseñanzas, separándolas de la Educación Secundaria. Y, además de las enseñanzas propias de la Formación Profesional, estará en condiciones de ofrecer “otras modalidades de formación continua y ocupacional dirigidas a trabajadores en activo y a desempleados”, incorporando asimismo “servicios de información y orientación profesional”.

Por ello, desde NC queremos recordar a los responsables políticos del Gobierno de Canarias, que este Centro, que contará con instalaciones diseñadas para albergar unidades educativas destinadas a títulos profesionales de Seguridad y Medio Ambiente, Energía y Agua, Informática y Comunicaciones e Instalación y Mantenimiento, “debería haberse incluido entre las prioridades” del Ejecutivo autonómico, pues es necesario “incrementar el peso de la Formación Profesional en la estructura del sistema educativo de Canarias y, sobre todo, de adaptarla a la realidad social de la isla”.

Pero la realidad es bien distinta, señala Pulido, dado que este Centro ha contado con partidas en los presupuestos regionales de 2014, con 1 millón de euros; en los de 2015, con 1,1 millones de euros y en los de 2016, con 1,9 millones de euros; “no habiéndose invertido en estos 3 años ni un solo euro en su construcción” dado que se fue retrasando la adjudicación de la obra hasta el ejercicio actual en el que “de los 3,5 millones de euros presupuestado no se habrá ejecutado al finalizar el año ni un 10% de la inversión prevista”.

Estos datos, concluye Miguel Ángel Pulido, vienen a demostrar, al igual que ocurre con la Balsa de Vicario, con la carretera de Fuencaliente o la circunvalación de Tazacorte, como este Gobierno pretende “engañar” a la ciudadanía de La Palma, dado que “incorpora decenas de millones a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma que luego, por su indolente y nefasta gestión, no se ejecutan”.