El comité de empresa del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma denuncia desidia del grupo de gobierno


Su publicidad, muy pronto, aquí...


El Comité de Empresa del personal laboral del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma manifiesta su contrariedad con el trato recibido, hasta la fecha, por el Grupo de Gobierno de dicha corporación. En reiteradas ocasiones ha presentado instancias demandando reuniones para tratar temas de interés relativos a los derechos de los trabajadores y los servicios prestados a los ciudadanos, frente a lo cual ha obtenido “la callada” por respuesta. Desde diferentes instancias se le anima a interponer acciones legales en contra del menosprecio que recibe. No sólo por la desconsideración personal que supone, sino además por la dejación de respeto hacia el órgano que representa. Sin embargo, la inclinación que mueve al Comité de Empresa es la de diálogo y sano debate que ayude a dar luz a las alternativas laborales y conflictos que, irremediablemente, surgen en el seno de las instituciones. Éste comité tiene la convicción de que, si el proceso de comunicación se realiza en su justa definición, las clarificaciones de las acciones se producirán en un marco democrático. Las decisiones unilaterales, sin interlocución, sin parlamento, son más propias de procedimientos de tiranía y autarquía. Judicializar las relaciones laborales entre las partes, no le parece la opción más adecuada, así que seguirá insistiendo desde procesos de confrontación mediática, si no surgen movimientos de acercamiento y diálogo.

En fechas recientes, coincidiendo con las Navidades, (acción que impresiona de subrepticia) el Comité de Empresa se ha tenido que enterar por la prensa de la dinámica, que parece ya una filosofía de partido: privatizar o externalizar, lo mismo da, servicios públicos, concretamente, los servicios de limpieza de los colegios y el mercado, así como la recaudación municipal.

Nos preocupa sobremanera, la precarización del empleo, con todo lo que ello supone, tanto en la calidad de la prestación de los servicios públicos, como en la seguridad y dignidad de los puestos de trabajo desempeñados. Velar por estos derechos es la encomienda que le hace el resto de los trabajadores al colectivo que los representa y por ello, se ve en la obligación de insistir, con la voluntad de participación y la necesidad de estar informado.

Autor: Domingo Alonso Medina. (Presidente del Comité de Empresa)