El PP le pide firmeza al Cabildo ante la pasividad del Gobierno de Canaria en materia de Carreteras


Su publicidad, muy pronto, aquí...

El PP le pide firmeza al Cabildo ante la pasividad del Gobierno de Canaria en materia de Carreteras

El PP le pide firmeza a Pestana ante la "tomadura de pelo" del Gobierno de Canarias a los palmeros en materia de carreteras.

Ponen de manifiesto el importante retraso en las obras palmeras y acusan a los socialistas de un silencio cómplice por mantenerse en el poder.

El Grupo popular en el Cabildo de La Palma, a través de su portavoz María de Haro, le ha pedido firmeza al presidente insular, el socialistas Anselmo Pestana, ante la tomadura de pelo del Gobierno de Canarias a los palmeros en materia de carreteras.

De Haro ha hecho estas afirmaciones ante las declaraciones de los miembros de la FECAI exigiendo al Gobierno de España la firma de los convenios Canarias- Estado y “despistándose”, curiosamente, de exigir también al Gobierno de Canarias la correspondiente ejecución de los fondos que se destinan a las islas. “Es inaudito que desde el Cabildo de La Palma no se alce la voz de manera contundente contra un Gobierno de Canarias que lo que hemos visto es que no es capaz de gestionar los recursos de los que dispone y eso los palmeros desgraciadamente lo conocemos de primera mano”.

La portavoz ha dicho que es completamente injustificable que el Gobierno que lidera Fernando Clavijo haya dejado sin ejecutar en 2017 101 millones de euros con una clara repercusión en la Isla Bonita y no hayan pedido explicaciones ni el Consejero de Infraestructuras, Jorge González, ni el propio presidente del Cabildo ante esta inacción.

En esta línea la consejera ha hecho un recorrido por las principales actuaciones en materia de carretera de La Palma y ha recordado como la Carretera del Norte de La Palma debería haber estado finalizada en el año 2010 y aún sigue coleando con importantes discrepancias entre instituciones que aún están por solventar y al retraso de más de 8 años hay que sumarle una desviación presupuestaria del doble de la previsión inicial pasando de 30 millones a casi 70.

También ha añadido en su análisis la situación de la carretera de circunvalación de Tazacorte sobre la que a mediados de 2017 el viceconsejero de infraestructura, el palmero Onán Cruz, hablaba de una reactivación inminente con una inyección económica que reduciría los tiempos de ejecución y sigue paralizada desde hace cinco años. Para María de Haro, que existiendo más de 4 millones de euros destinadas a esta obra, no se haya destinado ni la mitad, es una muestra clara de la nefasta gestión que desde el Gobierno de Canarias se está haciendo en relación con las carreteras de la isla.

La carretera del sur es otra de las grandes asignaturas pendientes del Gobierno Autonómico que debería haber estado finalizada en verano de 2015 y su grado de ejecución es bastante preocupante con un dato que apenas ronda el 35% con el correspondiente malestar de usuarios y vecinos de la zona. “Es evidente que los palmeros no nos merecemos este castigo con obras que se eternizan en el tiempo y que siguen pasando los años sin materializarse” ha afirmado María de Haro.

“Según el propio Gobierno de Canarias, había dinero para la carretera de Fuencaliente, lo que evidencia que el problema no está fuera de Canarias, como se pretende hacer ver, una muestra clara de que lo que preocupa tanto a CC como al PSOE es sacar rédito político más que gestionar correctamente para los ciudadanos de la isla, incluso, a costa de faltar a la verdad”.

Además, recuerda que “a través de varias notas de prensa, nos vendieron a los palmeros, desde el Gobierno de Canarias, que la obra de esta carretera contaba para el 2017 con 12 millones y medio de euros, tras el presunto incremento que desde el Gobierno de Canarias se debía producir, de 4 millones más, y que se vería durante los últimos meses de 2017 avances importantes”. La realidad, señala la portavoz, es que nada de eso se ha visto.

“Los últimos datos evidencian lo que llevamos denunciando hace tiempo y es el hecho de que no se trata de un problema de recursos sino una clara falta de capacidad de gestión por parte del Gobierno de Canarias, en la que el Cabildo está guardando un silencio cómplice por no molestar a sus socios de gobierno y olvidándose de defender los intereses de la isla y de los palmeros” ha manifestado.