El Ayuntamiento de Los Llanos instala la Fuente de Las Grajas tras permanecer más de 10 años en los almacenes municipales



El Ayuntamiento de Los Llanos instala la Fuente de Las Grajas tras permanecer más de 10 años en los almacenes municipales

La pieza es obra del prestigioso escultor canario Luis Arencibia y fue necesario rehabilitarla para reparar los daños sufridos.

Tras permanecer algo más de 10 años en los almacenes municipales del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, La Fuente de Las Grajas, obra del popular escultor canario Luis Arencibia, ya puede ser contemplada por residentes y visitantes. La pieza escultórica, elaborada en bronce patinado, sigue el modelo de una escultura fuente-fuego, en la que la graja, símbolo animal de la Isla de La Palma tiene un papel destacado. En ella, el escultor juega con diferentes elementos acuáticos, desde los picos de las grajas hasta el borbotón central que canaliza el agua hacia el rebosadero.

El conjunto escultórico, instalado por el Ayuntamiento en la plaza situada entre la calle Joaquín Turina y la avenida Tanausú en Argual, ocupa una superficie de 20 metros cuadrados y está conformado por 5 grajas patinadas, sobre cuyos cuerpos descansa un vaso, en cuya cenefa del rebosadero, el escultor añade una tira de elementos prehispánicos, con grabados de diferentes localizaciones de la isla.

El concejal responsable del área de Urbanismo y Patrimonio, Manuel Perera, destacó “la calidad artística y técnica de la obra y se mostró satisfecho de que tras permanecer una década en los almacenes municipales, hayamos podido rescatarla, rehabilitarla y otorgarle un lugar destacado donde, por fin, pueda ser contemplada y disfrutada por los vecinos”.

El edil explicó que la pieza fue encargada por el Ayuntamiento en 2006 con un coste de 56.000 euros. Desde su recepción, a finales de marzo de 2007, hasta hace tan sólo unas semanas la obra había permanecido a la espera de su instalación, sufriendo incluso amputaciones de algunas piezas. Asimismo, aclaró que en los dos últimos años, “hemos estado llevando a cabo las gestiones y estudios necesarios para definir la ubicación idónea que entendemos se merece una obra de esta singularidad que, sin duda, enriquece el patrimonio cultural y escultórico de nuestro municipio”.

Finalmente Manuel Perera agregó que, “si bien durante todo el proceso se ha mantenido estrecho contacto con Luis Arencibia, a quien incluso invitamos a participar en el proceso de rehabilitación y puesta en funcionamiento de la obra, finalmente y por motivos de agenda, ha sido imposible contar con su presencia”. No obstante, en el proceso de rehabilitación y montaje, los técnicos municipales tomaron como referencia los planos a mano alzada hechos por el propio Luis Arencibia en los que se esbozaba el juego de caudal para esta fuente.

Luis Arencibia nació en Telde, Gran Canaria, en 1946. Este escultor canario, afincado en Madrid, es un claro representante de la vieja guardia española de escultura académica, fundamentando su obra en la representación de personajes y seres trastornados, perturbados. Ha sido Director del Museo de Escultura en la Calle de Leganés.