El PP denuncia el "lamentable estado" en el que se encuentra el paseo de la playa



El PP denuncia el "lamentable estado" en el que se encuentra el paseo de la playa

La concejal Marta Poggio denuncia la desidia del gobierno municipal y los incumplimientos del ejecutivo canario con esta zona.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, a través de la concejal Marta Poggio, ha denunciado el “lamentable estado” en la que se encuentra la acera de la Avenida Marítima más cercana a la playa, “que, en lugar de haberse convertido en un paseo atractivo para los vecinos y visitantes, como hubiera sido deseable, está sufriendo la desidia del gobierno municipal (PSOE-CC) y los incumplimientos del ejecutivo canario”.

Poggio expone que la playa fue inaugurada hace ya casi un año, en concreto en el mes de abril de 2017, y desde aquella fecha el gobierno municipal “no ha sido capaz de destinar fondos ni de exigir los que estaban comprometidos para la remodelación de esta acera”, en la que todavía hoy “resulta sorprendente ver cómo los vehículos están aparcados encima de lo que sería el paseo, el pavimento es muy irregular en diferentes zonas y hasta incluso existen tramos sin prácticamente iluminación”.

La concejal del PP recuerda que, en mayo de 2017, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el alcalde, Sergio Matos, anunciaron una inversión de “600.000 euros para el embellecimiento del paseo de la playa”. Sin embargo, diez meses después de la reunión entre ambos mandatarios, "no se ha hecho absolutamente nada” y lo peor, si cabe, es que “no han tenido la capacidad para coordinarse y cumplir con el compromiso expresado públicamente”, subrayó Poggio, quien añadió que el regidor municipal mantiene una actitud “de pleitesía” frente a otras administraciones “a la que lamentablemente nos tienen acostumbrados”.

La edil popular tiene claro que el gobierno municipal, con el alcalde Sergio Matos al frente, “no ha llegado, todavía, a comprender que la playa para Santa Cruz de La Palma no puede ni debe ser exclusivamente una zona de baño, sino que hay que convertirla en motor económico y, no menos importante, en una zona atractiva, con un paseo que invite a su disfrute”.