El PP pide al gobierno capitalino que no deje morir la playa y gestione el paseo y la zona de restauración



El PP pide al gobierno capitalino que no deje morir la playa y gestione el paseo y la zona de restauración

El portavoz del Grupo Popular, Juan José Cabrera, advierte de que ambas infraestructuras tienen el visto bueno de Costas desde 2015.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera, reclama al grupo de gobierno, formado por el Partido Socialista y Coalición Canaria, que haga las gestiones necesarias para impulsar la creación de un paseo y la instalación de un restaurante en la nueva playa, infraestructuras ideadas por los populares la pasada legislatura “y que llevan tres años olvidadas, sin que se haya movido ni solo un papel para su desarrollo”.

El restaurante en primera línea de mar estaría ubicado a la altura de la calle Apurón, con un paseo adoquinado que conectaría el casco histórico con el dique sur para que cualquier ciudadano, tanto lugareños como visitantes, pudieran ir caminando desde la calle Real hasta la orilla de la playa sin tener que tocar la arena, encontrando a su paso una zona de restauración de primera calidad.

Cabrera recuerda que en febrero de 2015 se reunió en Madrid, acompañado por la ex senadora María de Haro, con el director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar en aquel momento, Pablo Saavedra, obteniendo “el visto bueno y toda la predisposición” para que esta actuación se pudiera llevar a cabo, “aportándonos incluso ideas para que se desarrollara sin ningún inconveniente técnico”. A lo que añadió que el Servicio Provincial de Costas también era consciente y estaba a favor de su desarrollo.

Y es que “todos estábamos de acuerdo en la importancia que este proyecto tendría para la ciudad. Estábamos todos a una”, apuntó el portavoz popular, una actuación que además contemplaba la posibilidad de llevar a cabo una plaza-mirador, idea “que se aportó en una reunión mantenida con los empresarios y que todos vimos con muy buenos ojos, contando también con el visto bueno de Costas”, advirtió el ex alcalde, quien añadió que incluso el diseño del paseo "fue consensuado con los empresarios".

Sin embargo, Cabrera subraya que tres años más tarde “no se ha hecho absolutamente nada, como ha ocurrido con otros proyectos que son claves para Santa Cruz de La Palma, a pesar de que al principio de mandato advertimos al grupo de gobierno de que había que solicitar con celeridad la licencia para el restaurante”, ya que “es un trámite que no sale de hoy para mañana. No es un kiosco de playa sino una infraestructura fija que lleva unos cauces diferentes”.

El portavoz del Grupo Popular tiene claro que el problema en el fondo es “de visión sobre la ciudad que queremos y de la capacidad de gestión para lograrlo. El grupo de gobierno, especialmente el alcalde, Sergio Matos, que de miras cortas siempre ha estado en contra del restaurante, ve la playa exclusivamente como una zona de baño, cuando ha quedado demostrado, como ya avisamos desde el principio, que entendida de esa manera no será el salvavidas de Santa Cruz de La Palma. Nosotros, por el contrario, entendemos que la playa debe ser un elemento dinamizador, un motor económico, y para lograrlo hay que apostar de verdad por elementos atractivos, capaces de generar empleo y que hagan más llamativa la visita a la capital”.