El Cabildo y la Administración del Estado reconocen la colaboración del acuartelamiento ‘El Fuerte’ con la isla de La Palma



El Cabildo y la Administración del Estado reconocen la colaboración del acuartelamiento ‘El Fuerte’ con la isla de La Palma

Anselmo Pestana y Miguel Ángel Morcuende destacan el servicio prestado por esta institución a la sociedad palmera.

El Cabildo Insular de La Palma y la Dirección Insular de la Administración General del Estado en La Palma han homenajeado hoy al acuartelamiento militar El Fuerte en un gesto de reconocimiento y agradecimiento por la continua colaboración que esta instalación y su personal ha tenido y tiene con la isla de La Palma.

El presidente del Cabildo Insular de La Palma, Anselmo Pestana, ha asegurado que “el acuartelamiento y quienes allí han estado o están actualmente siempre muestran su total disposición para ayudar a la sociedad palmera sea cual sea la situación. Así ha ocurrido tanto en caso de emergencias como incendios forestales o riadas, como para grandes eventos de nuestra isla como la Bajada de la Virgen o Transvulcania”.

Pestana ha resaltado que el acuartelamiento de El Fuerte y su personal “son un referente para el cuerpo militar de nuestro país, ya que siempre han sido un ejemplo de integración y colaboración con la sociedad de este territorio. Ese es el motivo que nos lleva a reconocerlos en este acto”.

Para el presidente del Cabildo Insular, el último episodio de relevancia, en el que alrededor de 300 turistas fueron albergados en las instalaciones de El Fuerte debido al cese de operaciones del aeropuerto por inclemencias meteorológicas, “es algo inaudito a nivel nacional e internacional y un gesto de servicio público encomiable”.

Por último, Anselmo Pestana ha afirmado que “la sociedad palmera en general echa de menos la actividad militar en El Fuerte y nos gustaría que estas instalaciones algún día pudieran volver a acoger el Centro de Formación de Tropas de Canarias”.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, también elogió el servicio prestado y la disposición constante del acuartelamiento El Fuerte para con la isla en general y para con Santa Cruz de La Palma en particular, a la vez que recordó la moción institucional que el pleno del consistorio capitalino, así como de otros ayuntamientos de la isla, aprobaron en su día para solicitar que El Fuerte siga acogiendo el Centro de Formación de Tropas.

El director insular de la Administración General del Estado en La Palma, Miguel Ángel Morcuende, ha señalado que Cabildo y Dirección Insular se hayan sumado como instituciones para realizar este acto, y ha argumentado que “el Ejército español siempre colabora para que el nombre de España y de La Palma quede en el mejor lugar posible”.

En cuanto al papel desempeñado por el acuartelamiento y su personal en distintas circunstancias, Morcuende ha aludido a las palabras de Anselmo Pestana, haciendo hincapié en que “en este acto se valora no sólo el apoyo técnico prestado en situaciones puntuales, sino la calidad humana de esa ayuda”.

El comandante militar de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y jefe de la 5ª subinspección general del Ejército, José Antonio Jarne San Martín, ha agradecido el gesto de reconocimiento del Cabildo y de la Administración General del Estado, a la vez que ha aplaudido la labor del capitán, Fernando Hernández Oliva, suboficiales y soldados que actualmente forman la guarnición destinada en El Fuerte.

Jarne, que ha descartado que a corto o medio plazo El Fuerte vuelva a acoger el Centro de Formación de Tropas, ha recordado que actualmente estas instalaciones, construidas en la década de los 50 del siglo pasado, albergan lo que se denomina una unidad de apoyo a la proyección, que permite recibir unidades de refuerzo para cualquier tipo de situación.

El comandante militar también ha explicado, a modo de anécdota, el hecho de que después de que El Fuerte acogiera a turistas, el Ejército recibió a través de la embajada de España en Reino Unido una carta de felicitación personal de un teniente coronel de las fuerza militar aérea de aquel país. “Se trataba de un mensaje muy especial de alguien que, como militar, entendió la situación y elogió la labor desempeñada tanto por el Ejército como por las instituciones públicas de la isla”.