El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma convoca una línea de ayudas para nuevos proyectos empresariales



El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma convoca una línea de ayudas para nuevos proyectos empresariales

“Pretende ser un instrumento de apoyo, ágil y eficaz para los emprendedores del municipio”, señala Virginia Espinosa.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha abierto el plazo de solicitud de subvenciones para la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales que generen empleo y actividad económica en el municipio. Las bases se encuentran disponibles en la página web www.santacruzdelapalma.es y en el Registro de Entrada de Documentos del Ayuntamiento.

El consistorio capitalino dispone de una partida de 10.000 euros para esta convocatoria que pretende “respaldar económicamente a los emprendedores del municipio en el momento de iniciar su actividad empresarial”, explica la concejal de Desarrollo Local, Virginia Espinosa, quien destaca que los ocho proyectos que obtuvieron ayuda en la convocatoria del pasado año “han logrado desarrollar y mantener su actividad en diferentes sectores como la hostelería, el comercio o el ámbito sanitario”.

“Esta convocatoria pretende ser un instrumento de apoyo, ágil y eficaz para los emprendedores, de manera que resulten atractivas para quienes quieran constituir su empresa o desarrollar su iniciativa de autoempleo”, asegura la concejal.

Las ayudas se dirigen a empresas de nueva creación, con menos de diez trabajadores y domicilio social y fiscal en Santa Cruz de La Palma, que hayan iniciado su actividad a partir del 21 de junio de 2017. La cuantía máxima de la subvención no podrá superar el 100% del presupuesto del proyecto presentado y tendrá un límite máximo de 2.000 euros por beneficiario. El plazo de presentación de solicitudes permanece abierto hasta el 3 de julio y los interesados pueden recibir asesoramiento por parte de la Agencia de Desarrollo Local en el teléfono: 922411020.

De acuerdo con las bases de la convocatoria, serán objeto de la subvención los gastos de constitución y primer establecimiento (inversión inicial en alquiler o compraventa de locales, honorarios notariales y de registros, diseño de la imagen corporativa, folletos y publicidad, etc.), las reformas necesarias para la apertura del local de la actividad empresarial, así como los gastos en bienes de equipo necesarios: mobiliario, maquinaria, herramientas, utillaje específicos para la actividad; equipamiento informático y de comunicaciones, impresoras, etc.