El Cabildo transfiere 762.000 euros para finalizar las obras de la Residencia de Mayores de Santo Domingo de Garafía



El Cabildo transfiere 762.000 euros para finalizar las obras de la Residencia de Mayores de Santo Domingo de Garafía

Se ejecutará la última fase de trabajos y el proyecto de instalaciones del inmueble con financiación de la institución insular y del Gobierno de Canarias dentro del II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias.

El Cabildo de La Palma ha adjudicado una subvención de 762.902 euros para la ejecución de la octava y última fase de la obra de la Residencia de Mayores de Santo Domingo de Garafía. Esta instalación, con una capacidad de 40 plazas residenciales, se suma a las contempladas en el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias suscrito entre el Cabildo y el Gobierno de Canarias.

Con esta nueva aportación económica el Cabildo establece como una prioridad la finalización de la Residencia, a la que ha inyectado más de medio millón de euros de fondos propios para las diferentes fases de construcción, cantidad a la que hay que sumar en este ejercicio la aportación del Gobierno de Canarias.

El presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, destaca la importante apuesta que la institución insular está realizando para construir infraestructuras en las que se materialicen los servicios que establece la Ley de Dependencia en la isla. “El envejecimiento de la población en general y los frecuentes casos de soledad entre los mayores deben tener una respuesta efectiva, en la medida de lo posible, por acciones impulsadas desde las administraciones”, asegura el presidente.

Para Anselmo Pestana, “la residencia de Garafía es otro ejemplo de nuestra apuesta por las políticas sociales, mucho más cuando nos estamos refiriendo al municipio palmero donde el índice de envejecimiento es el más elevado en relación a la población, a lo que se suma una gran dispersión del territorio que en muchos casos ocasiona el aislamiento y soledad de las personas mayores”.

La consejera insular de Asuntos Sociales, Jovita Monterrey, destaca que “es una necesidad social primordial el dar cobertura a estas personas mayores o, en su caso, personas con discapacidad que, bien por sus condicionantes sociales, de soledad, o por su grado de dependencia requieren una atención específica en centros diseñados especialmente para ellos”.

Monterrey detalla que es el Cabildo la institución encargada de gestionar las plazas resultantes de las referidas infraestructuras. “Trabajamos en la consolidación de una red insular de atención a la dependencia atendiendo a datos como que hasta el año 2019 la población total de la isla se incrementará un 4%, mientras que la población mayor de 65 años lo hará en un 8%”, explica.