El Consorcio de Servicios de La Palma recoge 1.250 kilos de residuos tras la Transvulcania



El Consorcio de Servicios de La Palma recoge 1.250 kilos de residuos tras la Transvulcania

La mayoría de los desechos recogidos, en torno al 69%, son de origen orgánicos.

El Consorcio de Servicios de La Palma ha recogido un total de 1.250 kilos de residuos tras la celebración el pasado fin de semana de la Transvulcania. La mayoría de ellos, en torno a un 69%, corresponden a desechos orgánicos, mientras que otros 340 kilos son envases ligeros, y 50 kilos a fracción-resto.

El Consorcio colaboró nuevamente con la prueba más importante de trail con la que cuenta la isla y que este año congregó a 3.600 corredores el pasado sábado. La implicación del Consorcio de Servicios consistió en la recogida de residuos en tres puntos clave de la carrera: el Refugio del Pilar, el Pico de la Nieve y el Roque de los Muchachos.

El gerente del Consorcio de Servicios, Álvaro Duque, destaca que “este año la organización hizo el esfuerzo de adquirir menaje compostable y se marcó como objetivo separar los residuos poniendo bolsas de distintos colores para las fracciones de envases ligeros, biorresiduos y fracción-resto, esta última a disposición de participantes y público”.

En este contexto, insistió en la necesidad de “seguir desarrollando acciones de sensibilización, información y concienciación para que la ciudadanía colabore y se implique cada vez más con la separación de residuos en origen, todo ello con el fin de mejorar y facilitar la posterior gestión y aprovechamiento de los desechos”, añade.

La Palma, pionera en recogida de residuos orgánicos

La Palma cuenta, desde finales de 2015, con la recogida selectiva de residuos orgánicos, un servicio que implantó el Consorcio de Servicios de La Palma como proyecto piloto en el municipio de El Paso y que se ha extendido a Los Llanos de Aridane y Fuencaliente, así como en varios establecimientos de estas zonas.

El pasado año, la isla separó un total de 464 toneladas de desechos orgánicos gracias a la recogida selectiva, “una cifra aún con mucho margen de mejora puesto que la fracción orgánica supone el 30% de la bolsa de residuos domésticos”, explica Álvaro Duque.