El Cabildo apela a la ciudadanía a autoproteger las viviendas de los incendios forestales con la campaña ‘Despeja, no esperes’



El Cabildo apela a la ciudadanía a autoproteger las viviendas de los incendios forestales con la campaña ‘Despeja, no esperes’

La Consejería de Medio Ambiente insiste en la necesidad de mantener despejado de maleza y limpio de combustibles naturales el entorno de las casas y edificios.

El Cabildo Insular de La Palma hace un llamamiento a la ciudadanía de la isla para que se establezcan medidas de autoprotección en las viviendas manteniendo su entorno despejada de maleza, limpia de residuos y de objetos combustibles y verde con la plantación de cultivos y jardines. Despeja,no esperes es el eslogan principal de la campaña de sensibilización que arranca hoy y que coincide con el anuncio por parte del Cabildo de que, un verano más, casi 500 efectivos estarán disponibles para actuar en un incendio forestal en la isla durante el periodo de mayor probabilidad de igniciones, es decir, hasta mediados de octubre.

El presidente del Cabildo Insular de La Palma, Anselmo Pestana, el consejero de Medio Ambiente y Servicios, Juan Manuel González, y la consejera de Emergencias y Participación Ciudadana, Carmen Brito, han presentado hoy en rueda de prensa esta campaña, que incide en divulgar recomendaciones prácticas, a la vez que subraya la importancia de seguirlas con un segundo lema en forma de advertencia: Si el monte arde, tu casa arde.


Anselmo Pestana ha destacado que la campaña hace hincapié en la problemática de la zona de interfaz urbano forestal donde la masa boscosa se intercala con viviendas y equipamientos agroganaderos. “Al concienciar a los habitantes de la isla sobre la prevención de incendios forestales, queremos, ante todo, que las personas eviten ser las causantes de los mismos. Por ello este año volvemos a insistir en los efectos de los incendios forestales y en que las viviendas y edificios tienen que disponer de una zona de seguridad alrededor de las mismas, disminuyendo el combustible tanto natural como de objetos”, ha asegurado.

Según ha explicado Pestana, el mensaje completo Despeja, 15 metros, no esperes. Si el monte arde, tu casa arde también incide en trasladar a la ciudadanía que el momento de actuar es ahora, antes de que cambien las condiciones meteorológicas a altas temperaturas, descenso de humedad , fuertes vientos… y cuando los efectos de los incendios forestales son más devastadores para el medio natural, las viviendas y las personas.

Tres tareas sencillas a desarrollar para disminuir el volumen del combustible natural de hierbas, arbustos y árboles en el perímetro de viviendas y terrenos son cortar la maleza, podar los árboles hasta 3 metros de altura y dejar 3 metros entre las copas de los árboles. La campaña también hace referencia a minimizar el riesgo de los restos vegetales mediante el compostaje o llevándolos a los puntos limpios y evitando las quemas agrícolas.


Medios humanos y materiales

Anselmo Pestana ha destacado el esfuerzo que el Cabildo vuelve a realizar durante la campaña para disponer de personal preparado para vigilar las zonas forestales y para intervenir en caso de que sea necesario. El presidente ha recordado que los medios disponibles van más allá de los del propio Cabildo, al contar también con los pertenecientes a la Brigadas Forestales (BRIF) del Ministerio de Medio Ambiente, los Equipos de Intervención y Refuerzo en Incendios Forestales (EIRIF) del Gobierno de Canarias, los de Parques Nacionales, Bomberos Voluntarios de La Palma y el respaldo, si fuera necesario, de los destacamentos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Canarias.

El consejero de Medio ambiente, Juan Manuel González, ha afirmado que durante esta campaña el Cabildo de La Palma puede activar hasta 491 personas para labores de extinción de incendios forestales en la isla. De estos, 251 forman parte del operativo de la Consejería insular de Medio Ambiente y sus refuerzos durante la campaña de incendios, 59 pertenecen a la base de la BRIF en la isla, 55 al destacamento de la provincia tinerfeña de la UME, 54 a Bomberos Voluntarios de La Palma, 48 al Parque Nacional de la Caldera de Taburiente y 24 a la EIRIF.

Por su parte, la consejera de Emergencias y Participación Ciudadana, Carmen Brito, ha recordado que el personal a su cargo en el Centro de Coordinación Operativa Insular (Cecopin) es el primero en recibir las llamadas y establecer los protocolos para actuar en una emergencia como un incendio forestal. Brito destacó la colaboración y coordinación que se establece en este tipo de casos entre cuerpos profesionales y de voluntarios de la isla, así como la ayuda que su Consejería aporta tanto en materia de formación como de dotación de medios para comunicaciones.