El Ayuntamiento reorganiza el orden de intervenciones en los plenos para ‘agilizar y mejorar la calidad de los debates’



El Ayuntamiento reorganiza el orden de intervenciones en los plenos para ‘agilizar y mejorar la calidad de los debates’

Sergio Matos señala que la medida trata de evitar las sesiones interminables que hacen que se produzca un desinterés de los ciudadanos

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha acordado en Junta de Portavoces la reorganización del orden de intervenciones y número de ruegos y preguntas en las sesiones plenarias ordinarias de la corporación. La nueva reglamentación entró en funcionamiento en el pleno del pasado lunes.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, explica que el objetivo de esta medida es “agilizar y mejorar la calidad de los debates del pleno, al centrarnos en temas realmente prioritarios y evitar las sesiones interminables que se vienen produciendo hasta ahora, que hacen que se produzca un desinterés de los ciudadanos por los temas municipales”.

“Tratamos simplemente de dignificar el pleno y evitar que los debates se eternicen en torno a temas menores o asuntos cotidianos que la oposición puede abordar directamente con el concejal del área”, comenta Sergio Matos, quien cree necesario “mejorar y modernizar ya, sin necesidad de esperar al próximo mandato, un reglamento que data de los años 80”.

Desde el grupo de Gobierno municipal se rechaza, por tanto, cualquier acusación de querer limitar la capacidad de fiscalización por parte de la oposición. “El acuerdo de la Junta de Portavoces no establece límite de tiempo en las intervenciones, con lo que todos los concejales mantienen intacto su derecho a réplica”, asegura el alcalde, que recuerda que “la oposición puede presentar además al pleno un número ilimitado de mociones, como viene haciendo hasta ahora”.

La efectividad de la medida pudo comprobarse en la última sesión plenaria, que tuvo una duración de dos horas frente a las anteriores, alguna de las cuales ha alcanzado las cinco horas.

El acuerdo de la Junta de Portavoces establece que cada uno de los concejales de la corporación puede formular tres ruegos y tres preguntas en el último punto del orden del día. Además, el orden de intervención de los portavoces en los debates y turnos de ruegos y preguntas se establece en orden inverso al número de miembros, comenzando por el grupo mixto hasta el grupo con mayor número de concejales y terminando con los concejales no adscritos.

Se establece la salvedad de que los ruegos y preguntas formulados por escrito y presentados en el Registro General con tres días antes de la celebración del pleno serán respondidos en primer lugar.