El PP pide compatibilizar la protección del casco histórico con un potente desarrollo económico



El PP pide compatibilizar la protección del casco histórico con un potente desarrollo económico

Juanjo Cabrera defiende que es posible y necesario entremezclar defensa del patrimonio con economía.

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, a través de su portavoz Juanjo Cabrera, pide al Grupo de Gobierno (PSOE-CC) articular las herramientas necesarias para que el Plan de Protección del Casco Histórico permita además el desarrollo de actuaciones económicas que beneficien a la ciudad.

Cabrera entiende que este documento de planeamiento debe hacer compatible “la protección del patrimonio con la posibilidad de desarrollar acciones puntuales en determinadas edificaciones que sean rentables para el inversor”, resultado además de importancia notable para las arcas municipales, y pone como ejemplo la modificación puntual que el Grupo Popular impulsó en 2014, a través del propio exalcalde con la participación del actual diputado Zacarías Gómez, que permitirá convertir la Casa Sotomayor, en plena Calle Real, en un hotel emblemático.

“Sin esa modificación que logramos introducir en el Plan Especial, con el visto bueno incluso de la Comisión de Patrimonio, esta instalación alojativa que será de referencia en la isla no sería de ninguna manera posible”, sobre todo porque “con la escasa edificabilidad que estaba permitida era una actuación inviable por su nula rentabilidad”, subrayó el portavoz popular.

El exalcalde defiende que “garantizando la protección de nuestro patrimonio”, una premisa que considera “irrenunciable”, hay que analizar detenidamente este plan “y adaptarlo a las perspectivas económicas actuales, que son muy diferentes a cuando el documento se elaboró”, así como “a los planteamientos de nuevos inversores” que ya han puesto sobre la mesa actuaciones que antaño ni tan siquiera se habían imaginado, como, por ejemplo, una instalación alojativa en el entorno de la plaza de la Alameda.

Juanjo Cabrera hace hincapié en que “nadie puede pensar ahora” que con la llegada del Plan Especial de Protección del Casco Histórico, los particulares o incluso grupos empresariales “van a restaurar casonas que llevan décadas abandonadas en nuestra ciudad si no obtienen una rentabilidad respecto a la inversión”. Al contrario, defiende que desde el ayuntamiento “hay que hacer una campaña de difusión” de las posibilidades que ofrece el nuevo documento de ordenación, “si realmente queremos que sea efectivo”.

Por último, el portavoz popular señala que el Plan Especial debe ser modificado para adaptarlo a los nuevos “requisitos legales” y a las nuevas “medidas de seguridad” que se deben cumplir, “lo que debe iniciarse con celeridad” al ser trámites que en algunos casos necesitan de un período de tiempo considerable.

Escuchar declaraciones: