La recogida de residuos domésticos en La Palma crece durante el primer semestre de 2018



La recogida de residuos domésticos en La Palma crece durante el primer semestre de 2018
La recogida de residuos domésticos en La Palma crece durante el primer semestre de 2018

El Consorcio de Servicios de La Palma ha recogido un total de 13.977 toneladas en lo que va de año.

El Consorcio de Servicios de La Palma ha recogido en el primer semestre de 2018 un total de 13.977 toneladas de residuos domésticos, es decir, los residuos depositados en el contenedor gris de fracción-resto. Esto supone un incremento del 2% respecto al mismo periodo del pasado año.

El gerente del Consorcio de Servicios, Álvaro Duque, considera que “este incremento está vinculado a la recuperación económica, que conduce a que aumente el consumo y, como consecuencia, la generación de residuos y, por otro lado, puede tener otra lectura, que sea que aún no se separan adecuadamente todos los residuos, por lo que debemos seguir insistiendo en la necesidad de la implicación ciudadana”.

Respecto al contenedor azul, de papel y cartón, según las cifras con las que cuenta el Consorcio de Servicios de La Palma, la recogida ha crecido en un 7,4% respecto al primer semestre de 2017.

“La recogida de papel y cartón mantiene una tendencia creciente, ya que en 2017 incrementó un 11% respecto a 2016es la que más aumenta, lo que implica que la ciudadanía sigue concienciada respecto a la separación de este tipo de residuo, puesto que la recogida comercial se mantiene en los mismos niveles que el pasado año”, explica Álvaro Duque.

En relación al papel y cartón, municipios como El Paso o Puntallana crecen notablemente con incrementos del 18% y 14%, respectivamente, respecto al mismo periodo de 2017. Por su parte, Santa Cruz de La Palma también sube en la separación de papel y cartón en un 19%, mientras que en Los Llanos de Aridane esta cifra solo se incrementa en un 1%. “Cabe reseñar que en el caso de Los Llanos el municipio mantiene unas buenas cifras desde hace años mientras que la capital palmera comienza ahora a alcanzar niveles adecuados a la separación en relación a su población”, aclara Álvaro Duque.

Respecto al contenedor amarillo, la recogida separada se ha incrementado en un 10,5% respecto al primer semestre de 2017. “Esta cifra es buena, aunque se debe seguir haciendo hincapié tanto en la adecuada separación de residuos como en qué va y qué no va en este contenedor, ya que es el que despierta más dudas entre la población”, según explica Álvaro Duque.

En relación a los biorresiduos, el Consorcio de Servicios de La Palma ha registrado un descenso de la recogida de esta fracción de un 6% en el primer semestre de 2018 respecto al mismo periodo del pasado año. Recientemente el Consorcio de Servicios amplió la recogida a nuevas zonas de Los Llanos de Aridane y al municipio de Villa y Puerto de Tazacorte, aunque ese dato no se refleja aún en los datos, dado el poco tiempo que lleva el servicio en estos lugares.