Cabrera sostiene que los instrumentos legales que amparan el aumento de plazas alojativas turísticas no están sirviendo para nada



Cabrera sostiene que los instrumentos legales que amparan el aumento de plazas alojativas turísticas no están sirviendo para nada

Apunta que pese a recogerse el mecanismo legal que permite una mayor agilidad en el trámite administrativo para actuaciones turísticas largamente demandadas, no se aprovecha.

Los resultados vaticinados tras la entrada en vigor de la Ley del Suelo y de la modificada Ley de Islas Verdes siguen sin verse en La Palma.

El Partido Popular de La Palma a través de su portavoz Carlos Cabrera ha manifestado que aunque las propuestas turísticas que fueron señaladas como “actuaciones de interés insular” según la Ley 2/2016, de 27 de septiembre, para la modificación de la Ley 6/2002, de 12 de junio, denominada comúnmente Ley de Islas Verdes, fueron anuladas como tales por el Tribunal Constitucional, los promotores pueden, junto con otras, solicitar esa declaración y ser desarrolladas y ejecutadas como instrumentos de planificación singular turística y en la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias. Sin embargo, después de un año desde la entrada en vigor de esa que fue proposición de ley cabildicia, no ha logrado ninguno de los objetivos perseguidos. Estos instrumentos de planificación no se implementan y la inversión en estas instalaciones turísticas no llega.

La desconfianza sigue arraigada en aquellos que durante años han estado sufriendo un Plan Turístico que los limitaba claramente y, que hoy, junto a la obligación de invertir en otros lugares por no hacer los deberes aquí, no encuentran el necesario interés y preocupación del gobierno insular.

Cabrera recuerda que la esencia de este mecanismo legal es permitir una mayor agilidad en el trámite administrativo necesario para, cumpliendo con todas las garantías medioambientales, poder diversificar y apuntalar nuestra economía insular.

Observamos como este equipo de gobierno se conforma con actuaciones al amparo de la regulación específica que hace la Ley del Suelo para las viviendas vacacionales en la isla de la Palma, o de otras intervenciones hoteleras y extrahoteleras con un pequeño número de plazas. No está mal, desde luego, pero es claramente insuficiente.

Los populares insisten en que hasta la fecha por parte del Cabildo de La Palma no se ha dado a conocer qué gestiones se han hecho en esta línea o en qué se está trabajando para impulsarlas. Hay que estar atento y ocupado en alentar con contactos permanentes esas inversiones. No cabe aprobar la modificación de la ley de islas verdes y posteriormente la ley del suelo para descansar porque todo parece hecho. Nos preocupa que la desidia, la apatía y la desgana con que trata este grupo de gobierno los temas de importancia económica y turística para la isla de La Palma sigan transmitiendo la sensación de que no merece invertir en la isla de La Palma. La responsabilidad política no puede quedarse en meros anuncios como el que supimos hace dos ediciones en FITUR sobre supuestas reuniones con inversiones y que pronto se verían resultados. El mismo resultado que antes: nada.

La Palma está agotada de estrategias, planes y continuas promesas incumplidas y requiere un impulso real y permanente. Pero tenemos un gobierno insular que está agotado, que es incapaz. Hay que activar los mecanismos que tenemos para crecer en nuevos y modernos alojamientos turísticos y así poder impulsar y exigir, por ejemplo, en materia de conectividad, unos precios competitivos en los vuelos interinsulares para turistas.

Pedimos, pues, que este compromiso que debería tener el grupo de gobierno con nuestra isla esté todos los días del año presente en la gestión insular porque nos seguimos jugando mucho y cada día que pasa sin tener nuevas inversiones en esta área es permanecer encallados en una situación socioeconómica muy compleja.

Declaraciones: