Una gran pintura mural en la plaza de la Quisisana recuerda la tragedia del barco hundido en 1951



Una gran pintura mural en la plaza de la Quisisana recuerda la tragedia del barco hundido en 1951

La obra de la Asociación Amigos Pintores de las Breñas se incluye en el catálogo del proyecto Capital del Color.

LUNES, 17 DE SEPTIEMBRE. La plaza de la Quisisana, en el capitalino barrio de San Telmo, cuenta ya con una gran pintura mural que recuerda la tragedia del barco hundido en el año 1951, que da nombre a la plaza y en el que perdieron la vida diez personas, en su mayor parte vecinos del barrio.

La obra, realizada por varias componentes de la Asociación Amigos Pintores de las Breñas, se enmarca dentro del proyecto de renovación urbana Santa Cruz, Capital del Color, que busca la rehabilitación de espacios públicos de la ciudad degradados o en desuso, para dotarlos de contenido desde una perspectiva artística.

Para el concejal de Movimiento Vecinal de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris “el proyecto Capital del Color cobra en este caso un sentido especial, ya que además de la obra artística propiamente dicha, se establece en el barrio de San Telmo un vínculo con su historia, de manera que las nuevas generaciones puedan conocer uno de los episodios que más marcaron a nuestra ciudad a mediados del pasado siglo”.

El concejal agradece la participación y dedicación de los Amigos Pintores de Las Breñas, a este proyecto, así como la colaboración de la Asociación de Vecinos Quisisana de San Telmo y a la empresa Construcciones Melchora.

Junto a la pintura mural, una leyenda recuerda la tragedia y a sus víctimas: “El 13 de enero de 1951, la falúa Quisisana, especializada en el tráfico marítimo de cabotaje entre Santa Cruz de La Palma y los distintos puertos y caladeros de la isla, encalló en las costas de Barlovento. En la catástrofe perecieron todos los tripulantes y pasajeros, muchos de ellos naturales de este barrio marinero de Santa cruz de La Palma”.

“En recuerdo a esta efeméride, en sesión celebrada el 5 de febrero de 2001, la corporación municipal de Santa Cruz de La Palma acordó conceder a esta plaza del barrio de San Telmo el nombre del botemotor, en memoria ‘del esfuerzo y del trabajo durísimo de unos hombres que entendía muy bien qué era la solidaridad y el trabajo honrado’.

“En el naufragio del motopesquero Quisisana fueron hallados los cadáveres de Santiago J. Sánchez García, tripulante, motorista; Buenaventura Díaz Fernández, tripulante, marinero; Juan Felipe Toledo, tripulante, marinero; Andrés Martín Brito, tripulante, marinero; Gregorio García Medina, pasajero. Y fueron declarados desaparecidos Hermenegildo Brito San Gil, tripulante, patrón; José Miguel Rodríguez Pérez, tripulante, marinero; Antonio Rodríguez Brito, tripulante, marinero; Bernabé Rodríguez García, pasajero; Hilario Rodríguez Hernández, pasajero”.

La Asociación Cultural Amigos Pintores de Las Breñas surgió a partir de unos talleres de pintura al óleo organizados por el Ayuntamiento de Breña Baja en 1999. Un grupo de estos alumnos decidió formar un colectivo en el que seguir desarrollando su afición a la pintura. A partir del 2001 pasan a denominarse Amigos Pintores de Las Breñas y en 2004 se constituyen como Asociación Cultural. En la actualidad cuentan con 150 socios y llevan a cabo un ambicioso e interesante programa de actividades, con varios ciclos de exposiciones, tanto permanentes y temporales, talleres infantiles y sesiones de pintura al aire libre, entre otras. Sus obras están presentes en diversos espacios murales en distintos municipios de la isla.