El pasado viernes comenzaron las excavaciones arqueológicas en el Castillo de Santa catalina



El pasado viernes comenzaron las excavaciones arqueológicas en el Castillo de Santa catalina
El pasado viernes comenzaron las excavaciones arqueológicas en el Castillo de Santa catalina

El pasado viernes comenzaron las excavaciones arqueológicas en el Castillo de Santa catalina (Santa Cruz de La Palma). Los trabajos son financiados por la Dirección General de Patrimonio Cultural de Canarias y su directora es la paleoantropóloga Nuria Álvarez Rodríguez.

Ayer se realizó la primera inspección a esta intervención arqueológica. Los trabajos apenas si han comenzado a dar sus pasos iniciales. La primera tarea está siendo el cernido de los escombros que se retiraron del posible pasadizo durante las obras que dejaron al descubierto la oquedad.

Y, a pesar de que se trata de escombros, formados por tierra y piedras de muy diferentes tamaños, entre ellos aparecen una serie de materiales que se están recogiendo en su totalidad, por si se pudiesen encontrar pistas sobre su procedencia y fecha del depósito. Ello quiere decir que la metodología empleada es la arqueológica, exactamente igual que si se tratase de un yacimiento benahoarita. Obviamente, al tratarse de materiales revueltos y descontextualizados, la recogida de los restos es mucho menos meticulosa que si tratarse de muestras situadas en su posición originaria.

Los restos que están apareciendo son de muy diversa índole y van desde cristales de muy diferentes tamaño, coloración y tipología; también abundan los fragmentos metálicos, trozos de pieles, materiales de construcción (tejas, ladrillos, etc) y restos orgánicos (huesos de animales domésticos) que, muy posiblemente, fueron utilizados como alimento, y hasta espinas de pescado lo cual, por otro lado, no es nada extraño, puesto que hemos de tener en cuenta que nos encontramos junto a la orilla del mar.

Por tanto, desde aquí solo nos restos felicitar a las distintas instituciones públicas (Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma) por esta iniciativa cultural. Este último ha puesto a disposición de los arqueólogos su capacidad para resolver los problemas de intendencia (luces, mesas de trabajo, carrucha para depositar los escombros, etc) sin los cuales los trabajos no podrían desarrollarse a plena satisfacción.

Confiamos en que las informaciones orales y los documentos históricos se confirmen y podamos recuperar una parte interesante de la larga y fructífera Historia de Santa Cruz de La Palma.

Fuente e imágenes: Felipe Jorge Pais Pais.