La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma culmina el mural “A La Caldera”, ejemplo de intervención artística para el embellecimiento de entornos urbanos degradados



La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma culmina el mural “A La Caldera”, ejemplo de intervención artística para el embellecimiento de entornos urbanos degradados
La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma culmina el mural “A La Caldera”, ejemplo de intervención artística para el embellecimiento de entornos urbanos degradados

La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma ha concluido los trabajos de un gran mural en el barrio de Los Barros, en Los Llanos de Aridane. La acción se presenta como un ejemplo de intervención artística para el embellecimiento de entornos urbanos degradados y se enmarca en el proyecto Interreg Custodia del territorio y ecoturismo en la Macaronesia.

Según explica el director ejecutivo de la Reserva, Antonio San Blas, gracias a este programa, se han llevado a cabo una serie de pequeñas obras e infraestructuras para la restauración y adecuación de espacios que se dedicarán a la custodia del territorio y que posteriormente podrán ser incorporados a iniciativas ecoturísticas.

“Desde el proyecto se han identificado espacios que se puedan incorporar a iniciativas de ecoturismo, turismo cultural y experiencial. Principalmente se han restaurado espacios que se engloban en acciones de diferentes tipologías de custodia del territorio, como son custodia urbana, agraria o paisajística, entre otras”, añade.

Dentro de las acciones relacionadas con la custodia urbana, se ha trabajado en el embellecimiento de entornos degradados, a través de intervenciones artísticas. En concreto, en Los Llanos de Aridane, en colaboración con la Asociación de Vecinos Los Barros y tras la firma de un acuerdo de custodia, se pintó un mural alusivo a la Caldera de Taburiente en uno de los muros de mayor visibilidad, ubicado en el Camino La Caldera, una de las vías de acceso rodado al Parque Nacional.

Los artistas locales Aroa González y Sergio Rodríguez plasmaron su visión de la Caldera. “He intentado que el diseño del mural tuviera relación con el entorno en el que está ubicado, colocando en él elementos propios del Parque Nacional, algunos representados un poco más abstractos y otros algo más realistas que recuerden o muestren la belleza que La Palma posee en el corazón de la isla”, asegura Aroa.

El texto recogido en el propio mural “A La Caldera” alude, en doble sentido, al camino que dirige hacia ese enclave, así como al tributo que se le pretende rendir al mismo.

La Reserva Mundial de la Biosfera La Palma culmina el mural “A La Caldera”, ejemplo de intervención artística para el embellecimiento de entornos urbanos degradados

No hay comentarios:

Publicar un comentario