La Comisión Europea estudiará las propuestas del Gobierno canario y del sector hortofrutícola para evitar la pérdida de ayudas por el Brexit



La Comisión Europea estudiará las propuestas del Gobierno canario y del sector hortofrutícola para evitar la pérdida de ayudas por el Brexit
La Comisión Europea estudiará las propuestas del Gobierno canario y del sector hortofrutícola para evitar la pérdida de ayudas por el Brexit

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Agricultura, Narvay Quintero, tras un encuentro en Bruselas con representantes de la Dirección General de Agricultura para solicitar que el POSEI apoye la comerc​ialización de productos hortofrutícolas al Reino Unido.

Quintero ha invitado a los miembros de la Comisión a conocer "in situ" la realidad de este subsector, que han aceptado informar a los productores de los posibles cambios de las ayudas "para que tengan la certeza de que no perderán el apoyo comunitario"

La Comisión Europea se ha comprometido a estudiar las propuestas del Gobierno de Canarias y del sector hortofrutícola de las Islas para evitar la pérdida de ayudas para la comercialización de estas producciones al Reino Unida tras el Brexit. Así lo ha manifestado hoy el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, tras una reunión mantenida en Bruselas a petición del Ejecutivo canario con el Jefe de Unidad del POSEI, perteneciente a la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Bruno Chauvin.

Durante este encuentro Quintero, que estuvo acompañado por el viceconsejero del Sector Primario, Abel Morales, ha invitado a conocer “in situ” la realidad de este subsector a los miembros de la Comisión, que han aceptado la visita para informar a los productores de los posibles cambios de las ayudas y “que tengan la certeza de que no perderán el apoyo comunitario”.

Las peticiones de la Islas planteadas hoy se orientan a que el POSEI siga compensando la comercialización de productos hortofrutícolas a Reino Unido, aunque se convierta en país tercer, y paliar de esta forma los efectos del Brexit en este subsector de las Islas.

“Les hemos trasladado además la preocupación de los productores canarios, fundamentalmente de tomate y pepino, ante la salida del Reino Unido de la UE, y solicitado que autorice los cambios en las ayudas de Estado al transporte, que ya le hemos planteado al Gobierno de España en varias reuniones, para aplicar una excepción a estas producciones y dar cobertura así a los envíos del Archipiélago al Reino Unido una vez se convierta en país tercero tras su abandono de la Unión Europea”, aclaró.

“Estas compensaciones son fundamentales para garantizar la continuidad de un sector con tradición exportadora, con más de 130 años de historia, que genera unos 6.000 puestos de trabajo directos e indirectos y de los que depende la economía de algunos municipios canarios como es el caso de La Aldea de San Nicolás”, indicó Quintero.

Canarias envía un promedio anual de 37.500 toneladas de productos vegetales (hortalizas, frutas, tubérculos, flores, plantas, especias y plantas medicinales) al mercado británico, que es destino también de casi el 50% de la producción de tomate del Archipiélago.

Los productos canarios que se dirigen al Reino Unido se benefician principalmente de tres líneas de ayuda para paliar las condiciones de ser una región ultraperiférica: al transporte de mercancías agrícolas -ayuda de Estado que de dejar de percibirse supondría una pérdida de competitividad de 0,09 €/Kg. para estas producciones- y en el programa POSEI la acción I.2 del para apoyar la comercialización fuera de Canarias -pero dentro de la UE- de los mencionados productos y la I.5, aplicable solo a los productores de tomate de exportación. La pérdida de estos fondos, según aseguró el viceconsejero, “pondría al subsector del tomate canario en graves dificultades”.

Otra posible consecuencia del Brexit sería la aplicación de aranceles por parte del Reino Unido a los productos canarios, aspecto que inicialmente descarta la Comisión Europea, y que el posible miedo al desabastecimiento por los compradores británicos pudiera originar una tendencia a buscar otras fuentes de suministro en países terceros, a la vez que la incertidumbre en cuanto a la remuneración vía ayudas limitaría la capacidad de los operadores canarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario