El CBD y sus efectos terapéuticos



El CBD y sus efectos terapéuticos
El CBD y sus efectos terapéuticos

La ciencia moderna ha descubierto un enunciado ampliamente conocido desde la antigüedad: la planta de cannabis tiene propiedades terapéuticas y su uso medicinal ofrece un amplio espectro de beneficios, algunos realmente interesantes. Sobre todo cuando se trata del CBD, o cannabidol, componente no psicoactivo de la planta de marihuana.

¿Pero qué puede hacer el CBD por la salud de quien lo utiliza? Aquí se explicará con detalle.

Conociendo la estructura química

La planta de marihuana o cáñamo, pertenece a la familia Cannabaceae y se divide en dos grandes subespecies, conocidas como la Cannabis sativa y C. indica. Este espécimen botánico, sin procesar, tiene dos sustancias activas, la primera es el tetrahidrocannabidol o THC, y la segunda el CBD, mencionado al principio. Solo el THC produce un efecto psicotrópico.

Una vez que la planta es procesada y se aísla el THC, el compuesto restante se utiliza como ingrediente activo de productos farmacéuticos, como el aceite CBD de nordicoli.es. Su uso, con fines exclusivamente terapéuticos, ha resultado ser un poderoso aliado en múltiples afecciones: dolor crónico, molestias de la espalda o la columna, tratamiento de la artritis y dificultades para conciliar el sueño, por solo mencionar algunas.

No produce sensaciones desagradables de ralentización , ni tampoco efectos secundarios adversos. Por el contrario, se trata de un producto de altísima calidad, capaz de proporcionar alivio a largo plazo en ciertos problemas de salud. A continuación mencionamos en qué casos se aconseja su uso y cuáles son los posibles efectos.

Alivio de dolores musculares o crónicos

Se ha comprobado que su uso alivia de manera significativa zonas como la región lumbar, problemas de artrosis o en casos de dolores extremos, como los asociados a migrañas crónicas. También se han dado casos de personas que utilizan este compuesto para aliviar problemas en la ciática, e incluso enfermedades mucho más severas, como la esclerosis.

Esto se debe a que el extracto de CBD ofrece un potente efecto analgésico, mucho más efectivo que otras sustancias, como el ibuprofeno. Aparte, tiene una ventaja adicional y es que se trata de un compuesto natural, sin ningún tipo de aditivo químico.

Coadyuvante en casos de fobia social

Según un estudio publicado por la Universidad de Sao Paulo, Brasil, en el año 2017, las personas con fobia social pueden verse beneficiadas por su consumo. ¿La razón? Actúa como deshinibidor, por lo que en dosis controladas su uso ayuda a disminuir la presión y el miedo por los encuentros sociales. También influye en la disminución del miedo escénico y la agorafobia.

Por si fuera poco, la Universidad de Colorado también hizo público que su uso era particularmente beneficioso en trastornos de sueño, especialmente si estos se deben al estrés postraumático. Aún más revelador es que la sustancia ha sido probada en niños, y que estos no presentaron sintomatología adversa. Por lo que siempre que se use bajo prescripción facultativa, es seguro para todas las edades.

Potente relajante

Es una buena alternativa para casos de estrés, tensión muscular y condiciones neurológicas como la psicosis temprana. Las personas que quieran prevenir enfermedades cardiacas, disminuir los riesgos asociados a un infarto y llevar una vida más tranquila también pueden solicitar que su uso les sea prescrito por su médico de confianza. Como consecuencia, habrá una mejoría significativa en su condición.

En un estudio de la Universidad Mount Sinai de Nueva York se descubrió que el uso de CBD ayuda a trabajar los deseos compulsivos, así como a minimizar rasgos propios del síndrome de Trastorno Obsesivo Compulsivo. También se cree que puede inducir un beneficio significativo en pacientes con la enfermedad de Alzheimer, al retrasar su avance.

Sin embargo, se recomienda una evaluación psicológica inicial que permita diagnosticar si el paciente es apto para recibir este tipo de tratamiento.

Alivio en tratamiento contra el cáncer

El uso de CBD está altamente recomendado en pacientes que reciben tratamiento de cáncer, especialmente tras el uso de quimioterapia. El efecto principal tras su consumo es de disminución en la sensación de náuseas, mareo y vértigo, que son comunes tras las sesiones de aplicación.

Esto se debe a la presencia de un anticancerígeno directo que destruye las células malignas. Aunque el estudio fue aplicado en ratones de laboratorio, también podría extrapolarse en un futuro a los seres humanos. En pacientes en estado de metástasis mejora la calidad de vida.

Finalmente, se recomienda atender a las indicaciones y seguir estrictamente la posología: qué cantidad de tomas, por cuánto tiempo y si debe combinarse o no con otras sustancias. De esto dependerá el éxito del tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario