Cruz Roja presta por sexto año consecutivo el Servicio de Atención en Playa a Personas con Diversidad Funcional en La Palma



Cruz Roja presta por sexto año consecutivo el Servicio de Atención en Playa a Personas con Diversidad Funcional en La Palma
Cruz Roja presta por sexto año consecutivo el Servicio de Atención en Playa a Personas con Diversidad Funcional en La Palma

Este servicio, financiado por el Cabildo de La Palma, ofrece atención a un total de 54 personas.

Cruz Roja ha dado comienzo un año más al “Servicio de Atención en Playa a personas con diversidad funcional” en la isla de La Palma, financiado por el Cabildo Insular de La Palma mediante un concurso de licitación. El coste total de esta prestación, asumida en su totalidad con fondos propios de la corporación insular, asciende a 23.000 euros. Actualmente, este servicio tiene una duración de un mes en el periodo estival, comprendido entre el 1 y el 30 de agosto, en horario de 9.00 a 13.00 horas, de lunes a viernes. Ofrece atención a un total de 54 personas (24 usuarios en la playa de Bajamar, en el municipio de Breña Alta y 31 usuarios en la playa de Puerto Naos, en el municipio de los Llanos de Aridane). El número máximo de usuarios que se atenderán por día es de 13 personas por playa, pero no existe un límite de inscripciones dentro del proyecto.

El objetivo general del servicio, conocido dentro de la Institución como “Verano sin Barreras”, es promocionar y posibilitar, en orden a la plena equiparación de oportunidades y de acceso a los recursos disponibles en la sociedad, el acceso a las personas con diversidad funcional mayores de 21 años a la playa, disfrutando así de un baño en el mar y de espacio libre para el ocio. Además, para este colectivo tiene una importante función terapéutica y rehabilitadora, tanto en el agua como en la arena.

El programa en ambas playas cuenta con un equipo de profesionales responsables de prestar una atención individualizada, ofreciendo una oportunidad para que los familiares cuidadores puedan descansar, transformando la playa en un espacio adaptado. El equipo lo conforman un total de 8 laborales en cada playa (una coordinadora general del proyecto, un coordinador en playa, tres monitores de ocio y tiempo libre, una auxiliar de enfermería y una fisioterapeuta). Este servicio también contempla un programa de actividades complementarias de tipo cultural, lúdico-deportivas adaptadas, talleres ocupacionales, dinámicas de grupo e integración, juegos de mesa y otros alternativos. Asimismo, habrá una media de 4 voluntarios y voluntarias por día, que se encargarán de realizar el traslado de los usuarios/as (ida y vuelta) en los vehículos adaptados y apoyo a los usuarios/as en la playa.

Cruz Roja cuenta con una gran cantidad de recursos materiales, como sillas y muletas anfibias, dos carpas de 5x5 en cada playa, diverso material para las actividades, 2 dispensadores de agua para uso de los usuarios/as, 4 vehículos de transporte adaptado y equipos informáticos para las labores administrativas necesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario