El Museo Arqueológico Benahoarita impulsará los estudios paleontológico en La Palma



El Museo Arqueológico Benahoarita impulsará los estudios paleontológico en La Palma
El Museo Arqueológico Benahoarita impulsará los estudios paleontológico en La Palma

La Consejería de Cultura y Patrimonio Cultural del Cabildo Insular de La Palma, que dirige Jovita Monterrey, y el Museo Arqueológico Benahoarita (MAB), pretenden dar un impulso a los estudios paleontológicos de La Palma. En esta línea, acaba de visitar la Isla un grupo de paleontólogos que están interesados en entablar una colaboración fructífera para estudiar en profundidad y dar a conocer el riquísimo y variado patrimonio que, hasta el presente, apenas si es conocido y valorado en su justa medida.

La visita al Museo Arqueológico Benahoarita estuvo encabezada por Carolina Castillo Ruíz, del departamento de Paleontología de la Universidad de La Laguna; Penélope Cruzado Caballero, profesora de la Universidad Nacional Río Negro de Argentina; Josep Fortuny, investigador del Instituto catalán de Paleontología; y Carlos Vermeersch , que está realizando su trabajo de fin de grado sobre los restos de lagarto gigante que forman parte de los fondos del MAB. Todos ellos forman parte del equipo que desarrolla el proyecto Gallotia 3D, que está auspiciado y financiado por el Gobierno de Canarias.

Jovita Monterrey Yanes destaca la importancia de conocer este tipo de yacimientos y vestigios, en muchos casos muy anteriores a la presencia de los benahoaritas en la Isla, sobre los que prácticamente no se conoce información. Desde la Consejería que preside se va a impulsar y apoyar este tipo de investigaciones centradas en un pasado en el que se mezclan la arqueología, la geología y la paleontología.

Por su parte, Jorge Pais Pais, doctor en Arqueología y director del Mab, considera que estos estudios pondrán en valor una serie de lugares y vestigios, como los fósiles lacustres de La Viña, en el Barranco de Las Angustias, en El Paso, y los innumerables yacimientos arqueológicos y paleontológicos en los que se han encontrado restos de lagarto gigante que, en algunos casos, como en el Roque de Los Guerra, en Villa de Mazo, llegaron a convivir con los primeros aborígenes que arribaron a La Palma hace unos 2000 años.

“Si esta circunstancia se llegase a confirmar, estaríamos en condiciones de plantear que estos reptiles se extinguieron, entre otras causas, debido a su captura y consumo por parte de los antiguos palmeros. Para ello es necesario llevar a cabo nuevas excavaciones arqueológicas en este yacimiento y otros en los que conviven los restos de fauna doméstica (cabra, oveja y cochino) con los de estos animales salvajes”, asegura Pais. Asimismo, recalca la importancia de que esos restos se dejen en los yacimientos, ya que la inmensa mayoría de los materiales del MAB proceden de hallazgos casuales o expolios.

Aprovechando este primer contacto, visitaron las instalaciones del MAB y, al mismo tiempo, conocieron algunos de los restos óseos de lagarto gigante que se custodian en estas instalaciones. Finalmente visitaron una zona del Barranco de Las Angustias en la que aparecieron una gran cantidad de fósiles de estos animales. Estas investigaciones estarán acompañadas de la celebración de conferencias explicativas, talleres y excursiones entre la comunidad educativa insular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario