La consejera de Seguridad y Emergencias valora la respuesta del Cabildo de La Palma ante la situación de alerta



La consejera de Seguridad y Emergencias valora la respuesta del Cabildo de La Palma ante la situación de alerta
La consejera de Seguridad y Emergencias valora la respuesta del Cabildo de La Palma ante la situación de alerta

José Adrián Hernández informa que los técnicos de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca están valorando los daños en los cultivos

Borja Perdomo destaca que los desprendimientos en la carretera del Roque, abierta desde ayer, alcanzaron a dos kilómetros de vía


La consejera de Seguridad y Emergencias y Medio Ambiente del Cabildo Insular de La Palma, Nieves Rosa Arroyo, ha hecho un balance de la labor desarrollado en La Palma con motivo de la declaración de alerta por calima y por vientos desde el Servicio de Medio Ambiente y Emergencias, para lo que se diseñó, a través de la dirección del área, un dispositivo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales.

Un dispositivo que hubo que reforzar el 23 de febrero, teniendo en cuenta que durante la madrugada se registraron dos conatos de incendios y que en la vertiente oeste de la isla, el riesgo de incendios era elevado por las condiciones meteorológicas. Además, la brigada de la BRIF, con sede en Puntagorda, fue solicitada para su incorporación al incendio de Gran Canaria. En la misma jornada, los Bomberos acudieron a sofocar un tercer conato que se produjo en la Montaña del Laurel.

La consejera destacó que junto a los conatos de incendios, las principales incidencias que se registraron en el Cecopin fueron el 23 de febrero, motivadas por la caída de árboles, muros, postes eléctricos y cables de teléfono en la vía, así como un incendio en una vivienda en Santa Cruz de La Palma y la caída de planchas en la entrada de Los Canarios.

Nieves Rosa Arroyo agradeció el trabajo desarrollado por los equipos de Seguridad y Emergencias del Cabildo, así como el personal de Medio Ambiente, en una situación “compleja” como la vivida durante los días en que duraron las alertas, al igual que del resto de cuerpos que trabajan para garantizar la seguridad ciudadana, haciendo una mención especial a la labor desempeñada por los Bomberos que realizaron casi una treintena de actuaciones.

En lo que se refiere al sector agrícola, el consejero del área y vicepresidente del Cabildo Insular, José Adrián Hernández, señala que en estos momentos los técnicos de la Consejería se encuentran realizando una evaluación de los daños acaecidos en los cultivos durante el temporal, principalmente, en el plátano y aguacate.

Hernández Montoya destacó que, tal y como pudo comprobar in situ el pasado lunes, en una visita que realizó a fincas afectadas tanto en Los Llanos de Aridane como en Tijarafe, acompañado por la consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, la afección ha sido importante, especialmente en Tijarafe, Los Llanos de Aridane y Fuencaliente.

El consejero señaló que en estos momentos difíciles para los agricultores de La Palma, que han visto dañada sus explotaciones por la acción del viento, cuentan con el compromiso del Cabildo Insular en la defensa del sector primario insular.

En materia de carreteras, cabe recordar que el Cabildo procedió al cierre de las vías de acceso al Roque de Los Muchachos (LP-4), que ya está reabierta, debido a los desprendimientos que se produjeron a lo largo de unos dos kilómetros de longitud del trazado.

Los operarios tuvieron que intervenir también en la carretera LP-1 entre La Punta y el casco de Tijarafe debido a los desprendimientos que se produjeron en la vía. Otro de los puntos en los que tuvo que intervenir la Consejería de Infraestructuras durante la situación de alerta por viento y calima fue en la carretera de Las Mimbreras, que tuvo que ser cerrada por motivos de seguridad. En esta vía del norte de la isla se retiraron sobre todo ramas que cayeron a la calzada para después proceder a su reapertura.

De igual modo, Infraestructuras intervino en la retirada de un árbol en la carretera de Argual, en Los Llanos de Aridane, y en la entrada de Los Canarios, Fuencaliente, donde unos paneles de obras cayeron en la carretera. En cuanto a la carretera de acceso a La Caldera por La Cumbrecita, la LP-302, se procedió a su reapertura tras subsanar los desprendimientos registrados, mientras que la de Los Brecitos, la LP-214, aún permanece cerrada debido a los daños que ha sufrido la vía.

El consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, agradeció el trabajo prestado por los operarios durante esta situación de alerta, minimizando las incidencias y prestando un gran servicio en favor de la seguridad de las personas. Al igual que a las empresas auxiliares con las que contó el Cabildo para reforzar los servicios que se prestaron durante las horas más críticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario