Obras Públicas multiplicó por cinco en el segundo semestre la ejecución del presupuesto del año 2019 después de que solo se ejecutara el 12% del dinero previsto entre enero y julio



Obras Públicas multiplicó por cinco en el segundo semestre la ejecución del presupuesto del año 2019 después de que solo se ejecutara el 12% del dinero previsto entre enero y julio
Obras Públicas multiplicó por cinco en el segundo semestre la ejecución del presupuesto del año 2019 después de que solo se ejecutara el 12% del dinero previsto entre enero y julio

El mayor impulso se registra en el departamento de Carreteras de la Consejería que en junio de 2019 había dedicado a obras tan solo 3,7 millones de euro mientras que en diciembre la ejecución se llegó a multiplicar un 93% más

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, cerró el ejercicio presupuestario del año 2019 con una ejecución del gasto de 180.539.643 euros, lo que supone un 66% de las obligaciones reconocidas a principios del citado año. Estas cifras revelan que el grueso de la ejecución presupuestaria de este departamento se concentra en los meses en los que Franquis ya ostentaba la responsabilidad de la Consejería, de julio a diciembre, semestre en el que se multiplicó por cinco la cantidad de presupuesto ejecutado ya que de enero a junio, con el anterior Gobierno, el gasto del mismo área era de un 11,95%.

Estas cifras se circunscriben a las áreas de Obras Públicas y Transporte, ya que la estructura de la Consejería hasta julio no incluía al área de Vivienda, como ocurre ahora. Con estos condicionantes, la Consejería inició el año 2019 con un presupuesto de 273.243.881 euros según el ajuste de créditos definitivo y sin tener en cuenta las retenciones de no disponibilidad a las que obliga la Ley.

El mayor impulso dentro de la Consejería desde el mes de julio pasado lo experimentó el departamento de Carreteras, cuya ejecución presupuestaria en el primer semestre de 2019 era de tan solo 3,7 millones de euros, es decir, un 2,65% de la partida inicial. Desde que el consejero Franquis accedió al Gobierno regional esa cantidad se multiplicó por 15, cerrando el ejercicio con una ejecución que creció un 93% más que la que se realizó en el primer semestre con el anterior Gobierno.

En estos niveles de ejecución ha influido decisivamente el nuevo impulso dado por Sebastián Franquis a muchas obras y adjudicaciones que se encontraban ralentizadas en julio del año pasado y que definitivamente fueron activadas y agilizadas a partir del segundo semestre. Obras como la segunda fase de la carretera de La Aldea, el Cierre del Anillo Insular -que se iniciaron en septiembre y noviembre pasado-, el enlace de las Chafiras-Oroteanda, la IV Fase de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, el tramo Costa Calma-Pecenescal o varias actuaciones en la isla de La Palma así lo corroboran.

El área de Transportes es otro de los motores de la ejecución presupuestaria de la Consejería ya que este departamento cierra el ejercicio con un 93,8% del gasto realizado sobre el presupuesto inicial ajustado, que era de 103.925.237 euros. Este área de la Consejería también experimentó un notable incremento en el segundo semestre de 2019 al pasar de un grado de ejecución del 33% a finales de junio, a alcanzar el 93,8% en diciembre, es decir, un 60% más de ejecución.

El grueso de los 96,5 millones ejecutados por la Dirección General de Transportes a finales de 2019 se destina al capítulo 4 de transferencias, es decir, a facilitar ayudas que garanticen y faciliten la movilidad y la conectividad de los residentes en canarias y de las mercancías entre las islas.

Esos casi cien millones de euros se han destinado a pagar, entre otras las ayudas que la Comunidad Autónoma paga cada año a las operadoras del transporte por carretera en canarias, una partida a la que se dedicaron 47 millones de euros en 2019 para pagar, por ejemplo, los bonos descuento de los pasajeros, o a renovación de flota. También gran parte del dinero ejecutado se destinó a pagar las bonificaciones de los viajes entre islas a los residentes en Canarias y a las subvenciones al transporte marítimo. Además, en el segundo semestre de 2019 se dio también un renovado impulso a las subvenciones que la Dirección General de Transportes da cada año a los ayuntamientos para que redacten o apliquen sus nuevos Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) con la finalidad de generar una movilidad más respetuosa con el medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario