La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO) presenta un plan de rescate del sector vitivinícola



La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO) presenta un plan de rescate del sector vitivinícola
La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO) presenta un plan de rescate del sector vitivinícola

AVIBO, asociación sectorial mayoritaria de ámbito regional, augura el cierre del 30% de las bodegas embotelladoras de Canarias y la más que probable pérdida del 50% de la próxima vendimia.

AVIBO, Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias – asociación sectorial mayoritaria de ámbito regional -, ante la complicada situación a la que se está viendo abocado el sector vitivinícola canario, ha hecho llegar a las administraciones competentes su preocupación, así como una serie de propuestas encaminadas a mitigar las dificultades que afrontan los vitivinicultores canarios.

Tras una cosecha del 2019 que fue una de las más cortas en las dos últimas décadas, muchas bodegas de nuestro Archipiélago afrontan esta crisis con una capacidad de reacción muy disminuida: por un lado se encuentran con el cierre total del canal HORECA - donde nuestros vinos están mayoritariamente posicionados por su receptividad en precio – con caídas de ventas que rozan el 95%; por otro, con la devolución de mercancía y el consiguiente impago por parte de muchos negocios que han cerrado, amén del retraso en el pago por parte de distribuidores y clientes, ante su imposibilidad de atender los plazos previstos; por último, otras dedicadas al enoturismo se encuentran con su actividad totalmente paralizada. Según estimaciones de AVIBO, un 30% de las 200 bodegas embotelladoras de Canarias tendrán problemas para subsistir y continuar con su actividad.

En principio, y por el momento, a los que únicamente desarrollan actividad de cultivo, los viticultores, aún no les ha golpeado de pleno la crisis actual, pero con toda seguridad si no se toman las necesarias medidas para reactivar el sector, en la próxima vendimia se verán seriamente afectados ante la incapacidad económica de las bodegas de recoger sus cosechas por no poder hacer frente a la transformación y comercialización de las mismas. Hay que tener presente que, en 2020 se estima una vendimia de aproximadamente 20 millones de kilos de los que, con el panorama actual, la asociación prevé que se podría cosechar solamente la mitad.

Ante este desolador panorama, AVIBO ha hecho llegar a los responsables políticos del Gobierno de Canarias y los diferentes Cabildos un escrito en el que plantea la gravedad de la situación al tiempo que aporta las soluciones que, a juicio de esta asociación, podrían paliar la misma en la medida de lo posible e intentar frenar el abandono progresivo que viene sufriendo el viñedo en los últimos años.

En palabras de Juan Rubén Ferrera, presidente de AVIBO, “más que nunca necesitamos la unión de todos los viticultores y bodegas de las islas para solicitar de las administraciones su ayuda” una ayuda que, a su juicio, “se torna fundamental si no queremos terminar de empujar el sector a un precipicio”.

Ferrera quiere visibilizar con esta propuesta ante la administración “la situación crítica en la que se encuentra un sector como el vitivinícola fundamental para la economía de los canarios”.

Plan de rescate del sector vitivinícola canario

1. Programa de digitalización sectorial de asociaciones, consejos reguladores, bodegas y viticultores para afrontar con éxito la crisis y posibles rebrotes de la misma, así como desarrollar nuevos canales de comercialización.

2. Programa de apoyo y formativos en nuevos canales de venta.

3. Apoyo a e-commerce, canal este poco desarrollado en el sector actualmente.

4. Adaptación de la normativa vigente, para que el comercio online tenga posibilidades de éxito, eximiendo de DUA a exportaciones inferiores a 250 Euros.

5. Modificación del POSEI. Es necesario mejorar el modelo actual, para hacer un sector atractivo, frenar la falta de relevo generacional y potenciar con ello que los jóvenes se queden en las zonas rurales, contribuyendo así a la conservación y mantenimiento del medio ambiente, favoreciendo el desarrollo de productos de calidad como atractivo complemento gastronómico de Canarias como destino turístico y obteniendo productos que se convierten en embajadores de nuestra tierra por el mundo.

6. Modificación de la dependencia de las ayudas POSEI de la aportación del Estado y UE, haciéndolas igualitarias para todos los sectores agrarios.

7. Agilización y adaptación de la tramitación, justificación y pago de las diferentes ayudas: POSEI, PDR, Inversiones y demás, garantizando el pago de las mismas en tiempo y forma,

8. Contar con un seguro agrario que responda adecuadamente en caso de adversidades, mejorando el actual en las líneas propuestas.

9. Programa de saneamiento vegetal. Es necesario acometer el saneamiento de las principales variedades para mejorar los rendimientos de las nuevas plantaciones y con ello su rentabilidad.

10. Acceso de las empresas de enoturismo a las mismas ayudas que el sector turístico.

11. Bonificación fiscal para los operadores del sector hasta la recuperación de la normalidad.

12. Extensión de la aplicación de los ERTEs más allá de la finalización del estado de alarma, tomando como criterio la activación en paralelo del sector turístico y HORECA.

13. Apoyo a la comercialización con campañas de promoción del consumo del vino canario en el mercado regional.

14. Apoyo extraordinario a la exportación para evitar la pérdida de los logros conseguidos hasta la fecha.

15. Activar una línea de ayudas/subvenciones específica y directa para garantizar la continuidad de la actividad de las bodegas y afrontar la próxima vendimia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario