Transición Ecológica acomete la última fase de las obras en la Balsa de Vicario y la conducción Barlovento-Tijarafe



Transición Ecológica acomete la última fase de las obras en la Balsa de Vicario y la conducción Barlovento-Tijarafe
Transición Ecológica acomete la última fase de las obras en la Balsa de Vicario y la conducción Barlovento-Tijarafe

El consejero José Antonio Valbuena destaca que los trabajos “transcurren a buen ritmo y con las medidas de seguridad necesarias y exigidas”

La empresa Tragsa es la encargada del proyecto, que tiene un presupuesto de 9.386.263,04 euros

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Aguas, acomete estos días la última fase de las obras en la Balsa de Vicario y en la conexión hidráulica de la laguna de Barlovento con el canal Garafía-Tijarafe, en la isla de La Palma.


El proyecto, encargado a Empresa de Transformación Agraria, S.A. (Tragsa), cuenta con una asignación presupuestaria de 9.386.263,04 euros. El consejero del área, José Antonio Valbuena, destaca que los trabajos “transcurren a buen ritmo a pesar de la situación en la que nos encontramos, y se desarrollan con las medidas de seguridad necesarias y exigidas, priorizando que las personas estén en condiciones óptimas para efectuar su labor”.

Las obras proyectadas se componen de una balsa de materiales sueltos y lámina de impermeabilización interior de PVC, de 1,45 hectómetros cúbicos de capacidad, conectada al canal Garafía-Tijarafe mediante una tubería de gravedad y una impulsión, conectándose con el sistema hidráulico del Valle de Aridane. Los trabajos se desarrollan en el ámbito de la Balsa de Vicario y en el de la conexión Barlovento-Garafía.

El director general de Aguas del Ejecutivo canario, Víctor Navarro, explica que las obras en la Balsa de Vicario “se encuentran en la última fase del movimiento de tierras, un proceso del que se lleva ejecutado un 60%”, para lo que se están empleando varias retroexcavadoras y perforadoras”.

De forma conjunta, se están realizando los trabajos de refinado y compactación de los taludes, lo que permitirá en las próximas semanas iniciar las siguientes fases en la ejecución de la obra, las de hormigonado e impermeabilización. Navarro apunta que hasta finales de marzo se ha ejecutado un 20% del presupuesto previsto para la actuación en la balsa.

Respecto a la conexión hidráulica entre la laguna de Barlovento y el canal Garafía-Tijarafe, se trata de una conducción de más de 13 kilómetros de tubería de acero galvanizado de 250 milímetros de diámetro, a lo que hay que añadirle la valvulería asociada.

El director general señala que “en el presente encargo se contempla ejecutar 4.425 metros de tubería, de los que solo restan 1.300”. Cabe resaltar que esta tubería discurre por terrenos de orografía abrupta, teniendo que cruzar, mediante sifones, los barrancos de Franceses y Gallegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario