El Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre atendió a 227 ejemplares en 2020



El Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre atendió a 227 ejemplares en 2020
El Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre atendió a 227 ejemplares en 2020


El 79,5% de la fauna autóctona eran aves y se trataron cuatro casos de varamientos de cetáceos


El Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CRFS) del Cabildo de La Palma atendió a lo largo del año 2020 a un total de 227 ejemplares pertenecientes a 38 especies distintas. Unos datos que representan un ligero descenso en el número de ejemplares atendidos con respecto a los años anteriores, tal y como recoge el informe anual realizado por el Área de Medio Ambiente que dirige la consejera María Rodríguez Acosta.


De todos los ejemplares de la fauna silvestre autóctona atendidos a lo largo del año pasado, el 79,5% se correspondieron con aves (31 especies), dos especies de reptiles con un total de cinco ejemplares y cinco especies de mamíferos, cuatro de ellos con varamientos de cetáceos. Destaca, en este caso, el varamiento de una hembra de Delfín moteado del Atlántico (Stenella frontalis) junto con su cría. Si bien el adulto murió por causas naturales, la cría pudo ser rescatada y liberada con éxito en la costa de Santa Cruz de La Palma, con la colaboración inestimable del Servicio de Salvamento Marítimo (Salvamar) del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.


Estos datos concuerdan con los obtenidos en campañas anteriores puesto que las aves constituyen el grupo de vertebrados más representados en la isla de La Palma. Entre las aves destacaron, por su elevado número, la Pardela Cenicienta (Calonectris diomedea), el Cernícalo Vulgar (Falco tinnunculus), el Búho Chico (Asio otus), así como el Mirlo común (Turdus merula) y la Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).


Las pardelas cenicientas aparecen en gran número debido a la salida de los pollos volanderos de sus huras durante los meses de octubre y noviembre. Es esta especie la que conforma la mayoría de los avisos que se reciben en el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre. No obstante, este año su número ha sido relativamente bajo con respecto a años anteriores debido a que estas fechas coincidieron con luna nueva y menor luminosidad. Por otro lado, cernícalos y búhos son las especies que mayor número de accidentes padecen, sobre todo choques contra vehículos. Del resto de especies cabría destacar el grupo de aves marinas, las cuales se deslumbran por la noche al regresar a tierra, a sus lugares de cría o descanso.


En muchos casos, las causas de los ingresos son indeterminadas puesto que los animales son entregados a las autoridades sin dejar más datos relevantes sobre la situación particular de su recogida. También es alto el número de “otras” causas, muchas de ellas relacionadas con entradas en edificaciones y viviendas, caídas en estanques o depósitos de agua o afección con la gramínea conocida como pega-pega (Setaria verticillata) que impide el vuelo de las aves. Esto último ocurre, sobre todo, en el caso de los búhos chicos al cazar ratones, presa habitual de esta especie, que es muy abundante en este tipo de hábitat.


Mención aparte requieren la atención o manejo de especies exóticas, invasoras o no, de las cuales se han atendido, este año, un ejemplar de Iguana verde (Iguana iguana) y un aviso de un escape de hurón (Mustela putorius). En años anteriores, todas las entregas voluntarias de especies exóticas mantenidas como mascotas por particulares se hacían a través del Servicio de Medio Ambiente y Emergencias. No obstante, a partir del convenio de colaboración establecido entre el Cabildo de La Palma y Maroparque, los particulares pueden hacer entrega directamente de sus mascotas en las dependencias de este núcleo zoológico, desde el cual se remite, anualmente, al Servicio de Medio Ambiente y Emergencias de un listado pormenorizado de los mismos. De esta manera, a lo largo del año 2020 se han entregado un total de 120 ejemplares pertenecientes a 12 especies distintas.


Este hecho se considera de suma importancia ya que estos casos se corresponden con ejemplares que han sido entregados por sus propietarios de manera que se evita que estos sean abandonados en el medio natural con los problemas de conservación que ello acarrearía, al representar la principal causa de amenaza de la biodiversidad insular.


La consejera de Medio Ambiente destaca la importancia de la colaboración ciudadana para la recuperación de muchos de los ejemplares atendidos en este centro y, por tanto, su contribución en la conservación de la biodiversidad insular, y recuerda que para dar aviso de la aparición de animales silvestres heridos hay habilitado un teléfono (647 421 317), en horario de 8.00 a 20.00 horas y, fuera de ese horario se puede contactar con el Cecopin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario