El Cabildo de La Palma forma al personal de emergencias sobre protocolos de actuación en caso de incendio forestal


La Consejería de Emergencias y Participación Ciudadana realizará diferentes acciones formativas a los colectivos que intervienen en los incendios forestales.

El Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Emergencias y Participación Ciudadana, que dirige Carmen Brito, junto al Parque Nacional de La Caldera, ha celebrado una jornada formativa dirigida al personal que trabaja en emergencias, sobre los protocolos de actuación en caso de que se produzca un incendio forestal.

La consejera el Área, Carmen Brito, ha explicado que “es vital formar a la plantilla con la que contamos en la Isla para intervenir en cuanto se produce un incendio forestal para que su actuación se produzca con la mayor eficacia y atendiendo a las medidas de seguridad necesarias ante una situación de estas características” y señala que durante el verano se realizarán otras acciones formativas de este tipo.

En torno a una treintena de voluntarios de AEA, retenes, conductores del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, así como personal de los ayuntamientos de Breña Baja, Villa de Garafía, El Paso y Los Llanos de Aridane han participado en esta primera jornada formativa, que ha contado con un apartado teórico y su aplicación práctica.

Los asistentes han abordado diferentes situaciones como la instalación de motobomba para una mejora de la capacidad de carga de los vehículos o el método para aumentar el caudal y la presión del agua que permita dar un nuevo uso a los vehículos antiguos. Asimismo se realizaron acciones de transporte y trasvase de agua al punto de impulsión y de optimización de la capacidad de trasvase por parte de los vehículos de transporte de agua al incendio.

La optimización de todo tipo de puntos de agua (se simuló la captación de depósitos de riego, piscinas, etc.,), la logística del agua en el punto de impulsión, con el uso del vehículo antiguo como camión aljibe, la mejora del rendimiento de un hidratante, o la eficiencia en las maniobras para garantizar un flujo de agua constante durante el incendio, fueron otras de las acciones tratadas en el apartado práctico.