El Cabildo prohíbe el uso de fuego, cierra un área recreativa y suspende dos jornadas de caza durante la declaración de alerta máxima de riesgo por incendios forestales


Queda prohibido el uso de material pirotécnico, así como la acampada en el área recreativa de El Pilar. Se desaconseja, en general, realizar cualquier tipo de actividad en el monte.

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, que dirige Juan Manuel González, ha anunciado que queda cerrada al uso el área recreativa de Fuente de Los Roques (Fuencaliente), que se suspenden las jornadas de caza previstas para este jueves y para este sábado (24 y 26 de agosto), y que se establece la prohibición del uso del fuego durante la vigencia de la declaración de alerta máxima de riesgo por incendios forestales.

“La declaración de una situación como esta conlleva varias medidas que desde el Cabildo consideramos esenciales para prevenir situaciones adversas. En general, prácticamente es desaconsejable la práctica de cualquier tipo de actividad en el monte”, señala el consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Juan Manuel González.

Desde el Servicio de Medio Ambiente se aclara que la prohibición de hacer fuego afecta al uso cultural y recreativo, es decir que no se podrán realizar quemas agrícolas y forestales, prescritas, de rastrojos, de matorrales, de regeneración de pastos, de residuos, etcétera, y que además no se podrán usar al aire libre barbacoas, hogueras, cocinas de gas, etcétera en ninguna de las áreas recreativas gestionadas por el Cabildo Insular de La Palma así como en las áreas recreativas gestionadas por los ayuntamientos de Barlovento y Villa de Garafía.

La Consejería de Juan Manuel González también recoge que quedan prohibidos los trabajos con maquinarias o herramientas que puedan proyectar chispas o elementos incandescentes: motodesbrozadoras, equipos de soldadura, radiales de corte… así como cualquier aprovechamiento forestal en aquellos lugares en que pudiera producirse un incendio que afecte la seguridad de las personas o bienes.

Durante la vigencia de la alerta máxima de riesgo por incendios forestales también queda prohibida la acampada en la zona habilitada del área recreativa del Refugio El Pilar así como la acampada en travesía de senderos; se prohíbe la circulación con cualquier vehículo a motor por la red de pistas para la circulación de vehículos de motor con finalidad recreativa; y se prohíben las exhibiciones pirotécnicas, voladores, petardos, bengalas y cualquier otro material pirotécnico en aquellos lugares en que pudiera producirse un incendio que afecte la seguridad de las personas o bienes.

“Insistimos en que respetar estas normas debe ir acompañado de una concienciación generalizada de la sociedad sobre los evidentes riesgos asociados a una declaración de alerta máxima de este tipo. Todas las personas pueden y deben colaborar en la prevención de situaciones de riesgo, y a ello apelamos desde el Cabildo”, ha asegurado Juan Manuel González.