El Hospital de La Palma pone en marcha el Programa de Cirugía Mayor Ambulatoria para mejorar la atención sanitaria


Gracias a este Programa los pacientes pueden ser intervenidos sin necesidad de ser ingresados en el centro hospitalario.

El hospital palmero ha adaptado su equipamiento a las necesidades de pre y post operatorio y por ahora se están realizando intervenciones oftalmológicas, con la previsión de incluir otras especialidades.

El Área de Salud de La Palma, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha el Programa de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) en el Hospital de La Palma, una modalidad asistencial que no requiere que el paciente ingrese en el Hospital tras la intervención quirúrgica. El programa de CMA se inició el 17 de octubre con la especialidad de Oftalmología. Se trata de uno de los objetivos propuestos por el Servicio Canario de la Salud al inicio del presente año, de forma que se pusiera en marcha la CMA 24 en los hospitales que no disponían de este servicio y se potenciara en aquellos en los que ya funcionaba.

La Cirugía Mayor Ambulatoria tiene una serie de ventajas tanto para los pacientes como para los centros hospitalarios. En líneas generales, facilita una organización de la asistencia al usuario, favorece una atención más personalizada y una mayor satisfacción del paciente, mejorando su calidad de vida respecto a determinados procesos muy frecuentes. Se incrementa también la actividad productiva de los quirófanos, aumentando su disponibilidad y contribuyendo a la reducción de las demoras medias de los pacientes en las listas de espera quirúrgicas.

Más concretamente, gracias a la Cirugía Mayor Ambulatoria, el paciente experimenta una menor interrupción de su vida cotidiana pues puede volver a su casa el mismo día de la intervención quirúrgica. Asimismo, disminuye también el riesgo de infecciones nosocomiales (hospitalarias) y se da una menor alteración de las actividades familiares en lo relativo a viajes, costes, etcétera.

Para el hospital, la modalidad costo-efectiva que permite el aprovechamiento de camas supone también toda una ventaja, lo que redunda una vez más en el propio beneficio del paciente.

Asistencia segura

La Cirugía Mayor Ambulatoria es, según la directora del Área de Salud de la isla, Beatriz Páez, “una forma de asistencia moderna, eficaz y segura que ha sido posible gracias al trabajo de profesionales como el jefe de Servicio de Anestesia, Rafael Bello Puentes, y la supervisora de Área Hospitalaria, Raquel Vivas, los cuales llevan cinco años intentando que el servicio sea instalado en el Hospital”.

Por su parte, el director médico y precursor de este Servicio, Eusebio Jiménez, ha señalado que con el Programa de Cirugía Mayor Ambulatoria “el paciente acude al Hospital el mismo día de la intervención y vuelve a su domicilio después de unas horas y pautas de seguimiento”. En estos casos, los pacientes pueden ser acompañados por un familiar, lo que genera, según el Dr. Jiménez, “una humanización en los cuidados y un ambiente mucho más confortable y relajado para los usuarios”.

Por ahora, se ha comenzado con “intervenciones oftalmológicas”, tal y como ha explicado el gerente del Hospital, José Izquierdo, que ha añadido que “se pretende continuar con otras especialidades, de acuerdo con la planificación quirúrgica”.

El Programa de Cirugía Mayor Ambulatoria se está desarrollando en la primera planta del Hospital, la zona que se ha habilitado para ello y que está totalmente equipada de acuerdo a las necesidades de pre y post operatorio, y en este momento puede acoger a cuatro pacientes a la vez, pero es intención de la gerencia ampliar debido al altísimo índice de satisfacción.