NC demanda que se exiga a la empresa la realización de las obras previstas en el puerto de Tazacorte


NC vuelve a demandar en el Parlamento de Canarias, a la Consejería de Obras Públicas, que se le exija a la empresa concesionaria Puerto de Tazacorte S.L., el cumplimiento de las condiciones contractuales para dotar a dicho Puerto de los servicios previstos en la adjudicación de la concesión hace ya casi una década.

Para la diputada de Nueva Canarias, Esther González, no es de recibo que la marina deportiva del Puerto de Tazacorte, que dispone de 350 atraques, con una ocupación superior al 75%, lo que la convierte en la de mayor ocupación de toda la red de puertos canarios y, por tanto, la que mayores ingresos produce a través de su canon, siga sin dotarse de los servicios previstos en la concesión administrativa para su gestión.

En el caso del edificio comercial y de servicios que debería construir la empresa concesionaria a la entrada del Puerto, sigue sin ser viable dado que el Gobierno de Canarias no ha cumplido con su compromiso de trasladar la nave de pesca y edificios auxiliares a la nueva zona pesquera, para así liberar el espacio donde tendría que ubicarse ese edificio multiusos.

Pero es que además, añade Esther González, en la Orden de concesión se establecía una revisión obligatoria de los términos de la misma, en el segundo semestre de 2016, para buscar el reequilibrio económico y decidir las nuevas condiciones de la concesión. La realidad es que “ha pasado más de un año y sigue sin firmarse esa revisión en la que se debería optar por definir un nuevo modelo”.

Para el secretario de organización de NC en La Palma, Miguel Ángel Pulido, la demostrada incapacidad de gestión de este Gobierno, se puede comprobar si tenemos en cuenta que desde el 5 de julio 2016 la entidad concesionaria Puerto de Tazacorte S.L. presentó una propuesta de inversión y puesta en explotación de acuerdo con la orden mencionada y, sin embargo, no recibió respuesta alguna del Presidente del ente público empresarial Puertos Canarios, que es a su vez Vicepresidente del Gobierno y Consejero de Obras Públicas.

Desde esa fecha hasta la actualidad, manifiesta Pulido, después de haber transcurrido casi año y medio y de haberse celebrado numerosas reuniones y negociaciones entre Puerto Canarios y la empresa concesionaria, para establecer un nuevo modelo a definir para la Dársena Exterior del Puerto de Tazacorte, “sigue sin formalizarse un acuerdo definitivo para que la empresa comience a llevar a cabo las nuevas inversiones previstas”.

Por ello, manifiesta el dirigente nacionalista, desde Nueva Canarias “vamos a seguir insistiendo para que el Gobierno establezca, de una vez por todas, las medidas que permitan que el Puerto de Tazacorte se convierta en una “infraestructura generadora de economía, riqueza y empleo en el municipio y en la isla”.

Este Puerto tiene, continúa Pulido, sin ningún lugar a dudas, una peculiaridad única, “una situación geoestratégica inmejorable que le permitirá la creación de actividad complementaria y comercial”, al estar situado en la ruta de buques veleros, tipo crucero, que realizan la travesía desde Europa hacia América, y que precisa de un “servicio de mantenimiento para sus embarcaciones”.

Pero esta oportunidad, concluye, no será una realidad “si no se llevan a cabo las inversiones necesarias para aprovechar este nicho de mercado con mucho potencial”, para poder captar un “tráfico creciente de armadores que valoran un puerto donde poner a punto sus naves”, y para ello hay que exigirle a la empresa concesionaria que “en el ejercicio económico 2018 se ejecute la creación de un nuevo varadero en la segunda dársena con una rampa y un dique seco para los trabajos de mantenimiento, se cree un servicio de reparaciones en la línea de atraque junto al varadero y se mejore la primera dársena, todo ello con una inversión que puede rondar los 4 millones de euros.

Todo ello sin renunciar a la construcción del edificio comercial y de servicios en la entrada del Puerto, así como la construcción y explotación del Club Náutico y servicios, previstos en la concesión en la superficie existente entre la dársena interior y su espaldón, lo que permitiría promocionar la actividad náutico-deportiva, ofreciendo una mayor calidad en los servicios portuarios prestados para satisfacer a los usuarios y hacer más atractiva la marina.