El PP denuncia el dispendio en fiestas en 2017, gastando un 30% más de lo presupuestado



El PP denuncia el dispendio en fiestas en 2017, gastando un 30% más de lo presupuestado

La concejal Marta Poggio afirma que este incremento no se ha visto reflejado ni en mayor número ni en mejores actos.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha denunciado, a través de la concejal Marta Poggio, que el área municipal de fiestas se gastó en 2017 cerca de un 30% más de lo presupuestado, un incremento que lamentablemente, a juicio de la popular, no se ha visto reflejado ni en la organización de más actos ni en la mejora de los eventos que tradicionalmente se ofrecen a los ciudadanos.

Poggio ha informado que fiestas tenía asignado el año pasado un presupuesto de 151.700 euros, pero la realidad es que “el gasto se ha disparado hasta cerca de los 200.000 euros”, como se refleja en el estado de ejecución de las cuentas municipales. A lo que añade que “no contentos con este dispendio se han gastado nada menos que otros 34.000 euros con cargo a la Navidad de 2018”.

El Grupo Popular pone como ejemplo la inversión en la fiesta del Carnaval, indicando que las previsiones eran de 85.000 euros y, sin embargo, “han destinado cerca de 126.000 euros”. También hay un desfase en los actos para celebrar la Navidad, que de un crédito inicial de 25.000 euros se han ido a los 37.000 euros, más lo cargado en el presupuesto de 2018, “sin que el ciudadano haya visto ninguna mejora con respecto a las pasadas ediciones”, apunta.

Marta Poggio defiende que sería conveniente aprovechar la mejora económica de las instituciones públicas “para apoyar las fiestas que se hacen en todos los barrios, donde las asociaciones ponen todo su empeño y los vecinos sacan tiempo de su familia para poder organizarlas, y no tirar el dinero por una falta de gestión evidente, como ocurre en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma por la incapacidad de quienes nos gobiernan”.

La edil del PP tiene claro que “no debemos olvidar el pasado más reciente y saber que debemos controlar el gasto. Si hay un incremento en las partidas, que el ciudadano se beneficie directamente y no sea por la dejadez en la organización, lo que hace que se gaste más para ofrecer lo mismo, que es lo que está ocurriendo en la capital”.